ERC exige alquileres y fiscalidad para hablar de Presupuestos, y Bildu, pensiones y reforma laboral

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Esquerra Republicana ha situado la regulación de los alquileres y la reforma fiscal dentro de la negociación con el Gobierno para sacar adelante unos nuevos Presupuestos Generales del Estado, mientras que EH-Bildu, además de la fiscalidad, también se ha referido a las medidas para el sistema público de pensiones y la prometida derogación de la reforma laboral del PP.

Así lo han manifestado sus portavoces parlamentarios, Gabriel Rufián y Mertxe Aizpurua, respectivamente, en sucesivas comparecencias ante los medios antes de la reunión de Mesa y Junta de Portavoces en el Congreso de este martes. Los votos de ambas formaciones fueron decisivos a la hora de sacar los últimos Presupuestos, los primeros en tres años.

Preguntado por la importancia de fijar un tipo mínimo en el Impuesto sobre Sociedades del 15% y regular el precio de los alquileres en la nueva Ley de Vivienda a la hora de negociar los Presupuestos, Rufián ha dicho que se “da en el clavo” pues esas cuestiones “son importantes”.

TAMBIÉN “ACABAR CON EL CHIRINGUITO DE AYUSO”

Es más, ha dicho que “son de primero de izquierdas” y “sabe mal que a un Gobierno hipotéticamente de izquierdas y progresista se le tenga que convencer” de ello, ante “pisos del tamaño de una plaza de parking a mil euros en grandes ciudades y no tan grandes” y que, en un momento como el actual, “quien tenga más aporte un poquito más, y quien tenga menos, un poquito menos”.

En el ámbito fiscal, Rufián también se ha referido a “acabar con los chiringuitos fiscales”, poniendo el ejemplo del “que se ha montado la señora (Isabel Díaz) Ayuso en Madrid”, en el que “los ricos campan a sus anchas sin aportar nada”, al bonificarse al 100% los impuestos transferidos sobre el Patrimonio y Sucesiones y Donaciones.

En todo caso, Rufián ha recalcado que su formación “nunca” habla de “líneas rojas”. “Como partido progresista, son cosas muy importantes a la hora de negociar, pero eso no significa que estemos hablando de condiciones ni líneas rojas”, ha insistido.

ERC ya sacó adelante un acuerdo con el PSOE, a cambio del apoyo en los vigentes Presupuestos para estudiar la armonización fiscal, tras plantear una aportación mínima obligada de todas las comunidades a estos tributos. Sin embargo, este acuerdo sigue sin desarrollarse, ya que el Ministerio de Hacienda emplaza todo cambio tributario a la reforma fiscal, para la cual conformó hace unos meses un grupo de expertos.

BILDU RECUERDA QUE HAY ACUERDOS PENDIENTES DE CUMPLIR

Por su parte, Mertxe Aizpurua también ha recordado la necesidad de cumplir “con la palabra dada”. “Nosotros la cumplimos y creemos que es bueno para la política que se cumpla lo que se acuerde. De ahí viene una larga desafección de la ciudadanía”, ha apostillado, señalando que existe “una mayoría de la Cámara que lo permite y que lo exige”.

Además de recordar el acuerdo alcanzado con PSOE y Unidas Podemos hace ya más de un año para derogar la reforma laboral de 2012, la portavoz de Bildu espera “avances significativos” en materia del sistema público de pensiones y en progresividad fiscal.

Aizpurua ha reconocido “varias reuniones” con el Gobierno, iniciada con la ronda de contactos emprendida por el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y que tienen previsto celebrar otra esta misma semana. “Estamos en un período de prenegociaciones, de preacuerdos. Ya veremos. Tenemos muy claro qué queremos conseguir”, ha subrayado.

En este sentido, ha abundado que se trata de “derechos económicos” y que “en función de los contenidos” y de esos “avances” se significará su formación, sin descartar siquiera el voto en contra: “El Gobierno tiene que tomar nota de que el soberanismo de izquierdas es totalmente necesario para sacar los Presupuestos y en función de eso tiene que actuar”, ha dicho.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.