ERC tiene hasta mañana para decidir si presenta veto a los PGE tras la aprobación de la ley audiovisual

La incógnita sobre el apoyo o rechazo de ERC a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022 en el Senado tras su amenaza al Gobierno por las cuotas de las lenguas cooficiales en la Ley Audiovisual se puede acabar resolviendo mañana viernes antes de las 12.00 horas de la mañana, que es el plazo que tienen los grupos parlamentarios en la Cámara Alta para presentar vetos –enmiendas a la totalidad– generales y a las secciones.

De este modo, Esquerra Republicana tiene hasta mañana al mediodía para decidir si finalmente acaba ejecutando una parte de su amenaza al Gobierno tras su discusión con el Ejecutivo por la Ley Audiovisual y presenta un veto a los Presupuestos Generales en su tramitación en el Senado.

En las últimas horas, el Gobierno se ha encontrado con este importante escollo en las negociaciones de los PGE en el Senado, después de que ERC amenazara con consecuencias en esta tramitación en la Cámara Alta si el PSOE finalmente no cumple su acuerdo sobre las cuotas de las lenguas cooficiales en la Ley Audiovisual.

Este mismo miércoles, el PSOE y ERC mantuvieron una reunión de casi tres horas de duración con la que los socialistas pretendían calmar a sus socios parlamentarios para intentar amarrar su apoyo a las cuentas públicas. Sin embargo, ambas formaciones se emplazaron a seguir hablando para cerrar un consenso sobre la Ley Audiovisual.

LOS VETOS SE DEBATEN LA SEMANA QUE VIENE

En cualquier caso, mañana antes de las 12.00 horas se despejará la duda de si ERC decide no seguir el camino que ejecutaron en el Congreso y presentar una enmienda a la totalidad en el Senado, un extremo que fuentes parlamentarias de la formación republicana no descartaban antes de la reunión de ayer con el PSOE.

Este plazo es una primera piedra de toque para el órdago de ERC al Gobierno, que, en materia de Presupuestos Generales en el Senado, vivirá un segundo episodio el próximo jueves 9 de diciembre, fecha en la que se celebrará la sesión plenaria que debatirá y votará estos vetos generales y a las secciones.

LOS VETOS REQUIEREN DE LA MAYORÍA DE LA CÁMARA

Para que los vetos acaben prosperando y el proyecto de cuentas públicas se devuelva al Congreso se necesita la mayoría absoluta de la Cámara Alta, 133 senadores. En la actualidad, el PSOE tiene 114 parlamentarios y Unidas Podemos no tiene representación en el Senado.

Se presupone el rechazo de PP, Ciudadanos y Vox a estas cuentas públicas para 2022 también en el Senado, como ya hicieron en el Congreso, y en las últimas horas Junts ha adelantado que presentaría una enmienda a la totalidad, por lo que también es posible que acaben rechazando estos Presupuestos.

En el caso de que Esquerra Repúblicana acabe alineándose con el voto negativo, las cuentas públicas para 2022 en el Senado tendrían al menos 120 ‘noes’ en su primera votación, por lo que podrían pasar su primer trámite.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.