Esade EcPol dice que el Covid ha golpeado más a los países del Sur, con España, Italia y Grecia a la cabeza

Las transferencias públicas compensan el 80% del aumento de la desigualdad en España, que ha crecido con la crisis

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La crisis de la Covid-19 ha golpeado más fuertemente a los países del Sur, siendo España, Italia, y Grecia las tres economías de la Unión Europea con mayores caídas del PIB en 2020, y las que tardarán más tiempo en alcanzar los niveles de actividad previos a la crisis.

Así se desprende del último ‘policy brief’ lanzado por Esade EcPol y titulado ‘Ganadores y perdedores de la crisis: las seis brechas que abrió la pandemia’, en el que se analiza la actual situación de las seis grandes brechas producidas por la pandemia, y que, en opinión de sus autores, serán más difíciles de reducir que las demás.

El informe señala que, antes de la crisis el Sur y el Norte de Europa caminaban en trayectorias divergentes de productividad, y ahora, tras el impacto de la crisis de la Covid-19, esa brecha entre zonas se ha ampliado.

Y es que, usando la productividad como ejemplo de la evolución de la economía real, el estudio apunta a que se puede observar como la Unión Europea ha quedado dividida en dos bloques bien diferenciados.

Por un lado, se encuentran los países del Norte (Alemania, Países Bajos y Bélgica) cuya productividad ha aumentado significativamente desde 1995 y, por otro, están los países mediterráneos (España, Grecia, Italia y Portugal) donde la productividad total de los factores está por debajo de los niveles alcanzados en 1995.

“La crisis actual ha acentuado estas tendencias divergentes debido a la distinta composición del tejido productivo y la incidencia del virus”, han alertado los autores del informe, Natalia Collado, Ángel Martínez Jorge y Toni Roldán.

En el caso español, la hostelería, la restauración, el ocio, el comercio y el transporte suponían, antes de la pandemia, más de un 25% del PIB. A esto hay que sumarle el hecho de que Italia y, posteriormente, España, fueran los primeros países de la UE en enfrentarse a la pandemia.

Durante la primera ola ambos tuvieron una elevada incidencia y gran número de muertes diarias lo que supuso medidas de confinamiento y de restricción a la movilidad más estrictas. “De este modo, no es de extrañar que nuestro país registrara la mayor caída del PIB en 2020 seguido de Grecia e Italia”, han anticipado.

AUMENTA LA DESIGUALDAD EN ESPAÑA

El informe también pone de relieve que en España ha aumentado la desigualdad, pero las transferencias públicas han compensado el 80% de ese incremento.

Durante los primeros meses de la pandemia la desigualdad de renta antes de transferencias aumentó de forma muy significativa hasta llegar a un incremento de once puntos en el índice de Gini. Sin embargo, las transferencias públicas lograron compensar prácticamente un 80% del aumento de la desigualdad, según apunta.

Este pico en la desigualdad después de transferencias se ha reducido hasta estabilizarse en 1,4 puntos del índice de Gini por encima del nivel (de por sí alto) que tenía antes de la pandemia.

En el informe también se advierte de que los jóvenes y los trabajadores temporales vuelven a ser los “principales perdedores” de esta crisis. Durante lo peor de la crisis llegó a perderse casi el 25% de todo el empleo temporal en España, mientras que el empleo indefinido apenas sufrió cambios. Durante 2021 la recuperación del empleo ha sido muy rápida, aunque el número de ocupados temporales aún está tres puntos porcentuales por debajo del empleo indefinido.

En términos de edad, la destrucción de empleo se ha vuelto a cebar con los trabajadores jóvenes casi de forma exclusiva, ampliándose la brecha de protección con los trabajadores más mayores, como consecuencia de la dualidad laboral.

BRECHA DE GÉNERO

Las mujeres también salen más perjudicadas de esta crisis que los hombres, con una mayor incidencia en el desempleo y en los ERTE, según el estudio. La pandemia ha afectado a sectores más feminizados que en la última crisis, que tuvo el foco en la construcción, y eso se ha traducido en una mayor pérdida de actividad. En cuanto al empleo, este también cayó más entre las mujeres aunque, desde el primer trimestre de este año, son ellas las que están liderando la recuperación de la ocupación.

Por otra parte, en el informe se señala que durante los cierres escolares y confinamientos, las mujeres han dedicado más tiempo al cuidado de los hijos que los hombres. Por último, las mujeres están cubiertas en mayor medida por ERTE, señalando un riesgo potencial de mayor de destrucción de empleo a futuro.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.