Escrivá niega “rotundamente” que la subida de cotizaciones vaya a perjudicar la creación de empleo

Pide “no magnificar” el rechazo de la CEOE a esta medida y dice que “un acuerdo tripartito es deseable, pero no un fin en sí mismo”

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha negado este martes “rotundamente” que la subida de cotizaciones pactada con los sindicatos y de la que se ha descolgado la CEOE vaya a perjudicar la creación de empleo en España, como denuncian los empresarios.

“No estamos creando ningún problema de creación de empleo (…) En España no existe un problema de costes laborales”, ha defendido el ministro, que ha añadido que, a la hora de generar puestos de trabajo, lo que hay que hacer es fijarse en los países del entorno español, cuyos costes laborales son muy superiores a los de España.

En declaraciones al Canal 24 Horas recogidas por Europa Press, Escrivá ha asegurado además que el reparto que se hace de la subida de cuotas en el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) –0,5 puntos para las empresas y 0,1 puntos para los trabajadores– reproduce “exactamente” la estructura de cotizaciones sociales actual, postura de la que el Gobierno “no se ha movido” en la negociación.

En todo caso, el ministro ha pedido que “no se magnifique” el rechazo de la CEOE a este aumento de las cotizaciones sociales, que empezará a operar en 2023 y durante un periodo de diez años. Así, ha indicado que el MEI es sólo un elemento más de una reforma que ahora mismo se está tramitando en el Congreso y que sí ha sido respaldada por la patronal.

Además, Escrivá ha afirmado que la negativa de la CEOE a subir cuotas no es obstáculo para que dé su visto bueno a otros temas pendientes de la reforma de pensiones, que se ha estructurado en dos bloques. “Espero que en los temas pendientes sigamos poniéndonos de acuerdo”, ha subrayado.

Tampoco cree que este rechazo al MEI vaya a dificultar las negociaciones sobre la reforma laboral, donde confía en que pueda alcanzarse un acuerdo tripartito antes de que finalice el año.

En cualquier caso y preguntado por si la negativa de la CEOE a suscribir el MEI que han diseñado Gobierno y sindicatos puede penalizar a España de cara a sus compromisos con Bruselas, Escrivá ha sido claro: el compromiso con la Comisión es que las reformas sean fruto de un “intenso diálogo”, aunque no necesariamente éste termine en acuerdo.

“Si es tripartito, es lo deseable, pero no puede ser nunca un fin en sí mismo”, ha dicho el ministro, que ha añadido que el Gobierno busca siempre el interés general, frente a los intereses particulares que puedan tener otras partes en la negociación, y es ese interés general “el que debe prevalecer cuando no hay un consenso absoluto”.

Escrivá ha señalado además que las reformas que está adoptando y negociando el Gobierno con los agentes sociales “se discuten extensamente” con las autoridades europeas y el MEI no ha sido una excepción, según ha precisado.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.