España acogerá tras el verano la llegada de las regiones en la nube de las grandes tecnológicas

Google Cloud, pionera, destaca la gran adopción e interés de las empresas

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

España se prepara para un otoño marcado por la materialización de un aluvión de inversiones anunciadas por las grandes tecnológicas estadounidenses en los últimos meses debido a la apertura de las regiones en la nube de los grandes hiperescalares.

Así, Amazon Web Services y Microsoft, las dos mayores empresas del mercado de proveedores de nube, tienen previsto abrir en Aragón y Madrid sus respectivas regiones antes de que termine 2022.

- Publicidad-

De este modo, se unirán a Google Cloud, que dio el pistoletazo de salida en mayo. Al mismo tiempo, se espera que otras firmas como IBM y Oracle hagan su lanzamiento en 2023, mientras que Meta también se encuentra construyendo su propio centro de datos en Talavera de la Reina (Toledo).

El aumento de la demanda de servicios en la nube ha motivado que las grandes firmas, inmersas en una apretada pugna comercial, hayan elevado sus inversiones en todo el mundo y, en concreto, en Europa.

El foco en el viejo continente no se debe únicamente a la fortaleza del mercado, sino a que la Unión Europea avanza en la aprobación de legislaciones más estrictas que harán que los datos europeos deban alojarse en su territorio y no en Estados Unidos, como venía siendo habitual.

Así, la implementación de estas regiones permite también a las empresas optar a contratos de alojamiento de datos y operaciones sensibles, como pueden ser los del sector público, al tiempo que permiten ofrecer un servicio con menor latencia, clave en el momento del despliegue del 5G y tecnologías como el metaverso.

GOOGLE CLOUD, PIONERA EN LANZAMIENTO

El primero de los hiperescalares en inaugurar su región ha sido Google Cloud. La firma aloja en tres centros de datos externos su región, que cuenta con una inversión aparejada a su despliegue de 650 millones de dólares (algo más de 630 millones de euros al cambio) entre 2021 y 2025.

El director general para España de Google Cloud, Isaac Hernández, ha valorado positivamente, en declaraciones a Europa Press, que muchas empresas se han aproximado a la compañía para interesarse por el servicio.

Hernández ha destacado también el factor de sostenibilidad del proyecto y ha calificado la nube de Google como la más “limpia” del sector. Asimismo, ha incidido en el objetivo de operar en 2030 todas sus instalaciones con energías renovables.

La compañía estima que la región, bautizada como Europe South West 1, generará entre 9.000 y 10.000 empleos con un impacto en la economía del país de hasta 1.300 millones de euros para 2027, según un estudio encargado por la firma.

Entre los clientes de la región de Google Cloud se encuentran Acciona, BBVA, Cabify, Carrefour, Grupo Día, MasMóvil, Mapfre y Telefónica.

INVERSIONES MILLONARIAS

Pese a que ni Amazon Web Services, ni Microsoft han adelantado fechas de apertura, el director general de la primera en España, Miguel Álava, apuntó a otoño como momento de lanzamiento de la región de datos de la firma de Seattle.

La compañía invertirá 2.500 millones de euros en diez años en Aragón para la construcción y operación de los tres centros de datos, que estarán alimentados por los 14 proyectos de energías renovables que la firma tiene en marcha en España.

La tecnológica espera que se creen 1.300 empleos entre su construcción y la operación de los centros, con un impacto en el PIB español de 1.800 millones de euros en los próximos diez años.

Por su parte, Microsoft construye tres centros de datos en los alrededores de Madrid, concretamente en las localidades de Algete, Meco y San Sebastián de los Reyes.

La empresa no ha proporcionado datos de inversión, ni de generación de empleos, si bien ha lanzado en paralelo una campaña para certificar de forma gratuita en ciberseguridad a especialistas españoles.

Tras estos dos lanzamientos, llegará el turno de IBM, con CaixaBank de cliente ‘ancla’, Oracle y Meta, otra de las firmas que más ha concretado sus intenciones, que pasan por construir un centro de datos en Talavera de la Reina y abrir una laboratorio del metaverso en Madrid.

La mayoría de los anuncios se produjeron a finales de 2021 o en la primera mitad de 2022, antes de que el empeoramiento de las condiciones macroeconómicas y la persistencia de la inflación, por lo que algunas estimaciones, especialmente en contrataciones podrían reducirse dado que las medidas que estas firmas están tomando en Estados Unidos.

No obstante, la apertura de estas regiones consolidará el posicionamiento de España como ‘hub’ digital del sur de Europa, ya que, de la mano de las grandes tecnológicas, también se están multiplicando las inversiones en centros de datos y cables submarinos.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.