España ocupa el séptimo lugar en el área energética del nuevo ‘Índice de Transición Verde’ de Oliver Wyman

España ocupa la decimocuarta posición en la clasificación general

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El sector energético español figura “entre los que más avanzan en Europa” hacia un modelo medioambientalmente sostenible, según apunta el nuevo ‘Índice de Transición Verde’ de la consultora Oliver Wyman, en el que el país ocupa el séptimo lugar en la categoría que analiza cómo evolucionan en materia de transición energética 29 territorios del Viejo Continente.

El índice evalúa y compara el grado de sostenibilidad medioambiental del sistema económico de 29 países europeos (los 27 de la Unión Europea más Reino Unido y Noruega) y se centra en distintos aspectos, como su nivel de conservación de la naturaleza o las emisiones de su industria manufacturera.

- Publicidad-

También se estudia el avance en el uso de tecnologías de transición por parte de las energéticas en cada país, la calidad medioambiental de su transporte, la sostenibilidad de sus edificios y el grado de circularidad en materia de gestión de residuos.

En el índice general, España ocupa la decimocuarta posición con una puntuación de 49,6 (sobre 100), por lo que “queda patente” que todavía le queda “un largo camino por recorrer para alcanzar la sostenibilidad total”, ha destacado la consultora.

No obstante, apunta que España “destaca positivamente” en las categorías de economía y energía, en las que registra la quinta y séptima posición, respectivamente.

En el segmento de economía el país obtiene una puntuación de 64,3 sobre 100, una valoración que se debe, según la autora del informe, a la destacada reducción de emisiones de gases de efecto invernadero registrada entre 2015 y 2020 (-21%) y por una “mayor eficiencia en el uso de la energía” al reducir en un 11% el uso de la misma entre 2015 y 2020, frente a un 6% de media en los territorios analizados.

“Asimismo, la alta puntuación en esta categoría responde al aumento de su gasto público en I+D orientado a la sostenibilidad medioambiental en relación al total del gasto público en I+D en el mismo periodo de tiempo (+41% en comparación con la media en 2020)”, añade.

HIDRÓGENO VERDE

En cuanto a la séptima posición en la categoría de energía, Oliver Wyman destaca “la fuerte apuesta del sector energético por avanzar en el despliegue de energías renovables y tecnologías de transición, especialmente en el hidrógeno verde”, ha valorado la directora ejecutiva de Clima y Sostenibilidad de la consultora, Pepa Chiarri.

En concreto, España es el país de todos los analizados con mayor relación entre megavatios/millón de euros en proyectos de hidrógeno verde en relación al PIB, seis veces por encima de la media de los países europeos en 2021. En cuanto al peso de renovables en producción eléctrica, alcanzó el 45% en 2020.

“Para seguir escalando posiciones en este ámbito, España debe mejorar en lo referente a proyectos de baterías de almacenamiento y de captura y almacenaje de CO2”, apuntan desde Oliver Wyman.

ENTRE LAS POSICIONES MÁS BAJAS EN GESTIÓN DE RESIDUOS

En contraposición, España se sitúa en las posiciones más bajas del ranking en las categorías de gestión de residuos (puesto 23) y de grado de sostenibilidad del transporte (22).

“Estos datos revelan la necesidad de España de mejorar cualitativamente en áreas como la circularidad de su economía, la reducción de los residuos domésticos, la penetración del transporte público (15% de España frente al 25% de los países líderes) o la expansión de los vehículos eléctricos o híbridos para reducir la intensidad de emisiones por pasajero (puesto 23 en el ranking)”, asevera la consultora.

PAÍSES BAJOS, LÍDER EUROPEO EN SOSTENIBILIDAD

La primera posición del índice general elaborado por Oliver Wyman la ocupa Países Bajos con 57,4 puntos, mientras que Dinamarca está en segundo lugar con 57 y Austria y Estonia empatan con 55,4 puntos. Les siguen Francia (55,1), Reino Unido (54,9), Alemania (54,5), Suecia (53,6), Noruega (53,2) y cierre el top 10 Italia con 52,1 puntos.

“Dadas las enormes necesidades de capital, parece plausible que los países más ricos estén más adelantados en materia de sostenibilidad medioambiental. Y, de hecho, cuando se observa la relación entre la riqueza de un país, medida por el PIB per cápita, y los resultados en el Índice de Transición Verde (ITV), la relación es clara: los países más ricos, con medios financieros para invertir en la transición, tienden a obtener una puntuación más alta que los países con menor rendimiento económico”, argumenta Chiarri.

Sin embargo, apostilla que hay excepciones dado que entre los países ricos con peores resultados figuran Noruega, Irlanda o Luxemburgo, mientras que hay otros con un menor PIB per cápita que logran mejores calificaciones, como Estonia, Italia y Eslovenia.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.