España y 12 países de la UE piden medidas a Bruselas para aliviar el alza del combustible en la pesca

BRUSELAS, 18 (EUROPA PRESS)

España y otros doce países han pedido a la Comisión Europea medidas para aliviar la situación de la flota pesquera, ya que parte de ella ha tenido que permanecer amarrada en puerto por la escalada de los costes de producción y especialmente por el alza de los combustibles.

La petición remitida por España y respaldada por Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chipre, Grecia, Italia, Irlanda, Letonia, Lituania, Portugal, Rumanía y Eslovenia, que se expondrá al resto de socios en el Consejo de Agricultura y Pesca que tendrá lugar el lunes, insta al Ejecutivo comunitario a examinar medidas para hacer frente a la situación de la industria pesquera e incluye a la acuicultura y la industria transformadora.

Los trece Estados miembros solicitan que se apliquen todas las medidas posibles, como ayudas directas o rebajas fiscales, en el marco del Fondo Marítimo Europeo para la Pesca y recuerdan que este fondo fue modificado durante la crisis de precios de 2008 así como parte de la respuesta a la pandemia.

Si bien el fondo sirve para apoyar el sector pesquero no está destinado a sufragar costes operacionales, por lo que los países piden que se aplique una excepcionalidad por la situación de crisis, dada la disrupción que puede generar una medida de este tipo en el mercado.

La cuestión será tratada durante el consejo de Agricultura y Pesca en presencia del comisario de Pesca, Océanos y Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius, aunque fuentes diplomáticas apuntan que su respuesta formal a la petición podría demorarse “semanas”.

Los trece países han expuesto en la carta dirigida al Ejecutivo comunitario que el sector pesquero está experimentado un alza en los costes de producción por el aumento de los precios de las materias primas y la energía, especialmente del combustible cuyo valor se ha disparado un 100% en los últimos meses, sin signos de que vaya a remitir.

Esta situación ha llevado a que la flota haya decidido permanecer amarrada en los puertos por la dificultad de mantener su actividad ante el aumento de los costes de producción, que ha minimizado el margen de beneficios. A su vez, esta situación está generando problemas de abastecimiento en el sector alimentario, explican los países de la UE en la carta.

Durante la pandemia se aplicó una reforma rápida del reglamento del Fondo Marítimo Europeo para la Pesca para permitir medidas excepcionales como el aumento de las ayudas “minimis” o el apoyo a los productores. Por lo que en el Consejo del lunes, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, solicitará que se aplique una excepcionalidad similar ante la gravedad de la situación para la industria pesquera.

Parte de la flota pesquera española se ha visto abocada a paralizar su actividad y permanecer en puerto ante el incremento de los precios del gasóleo, lo que ha su vez está generando cortes de suministro en el mercado y las industrias adyacentes.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.