Fagor Electrodomésticos no descarta tener que parar la producción por la crisis de semiconductores

Estima que “la situación pueda normalizarse en el segundo semestre del 2022”

SAN SEBASTIÁN, 5 (EUROPA PRESS)

Fagor Electrodomésticos ha reconocido que no descarta tener que parar la producción “en algún momento, debido a la falta de microprocesadores o de algún otro componente semiconductor”. El grupo estima que la situación pueda “normalizarse” para el segundo semestre del año que viene.

En un comunicado, Mikel Trojaola, gerente de Fagor Electrónica, empresa que lleva desde 1965 fabricando semiconductores, ha destacado que “nunca una crisis como esta había llevado a paradas de las líneas de producción de sectores tan importantes, como el de automoción”.

Trojaola ha explicado que los semiconductores que Fagor Electrónica viene desarrollando y fabricando se enclavan en la familia de los componentes “Discretos”, que se encargan “de rectificar, atenuar, limitar la señal eléctrica que circula por un circuito electrónico para que cuando llegue dicha señal al microprocesador/microchip del circuito esté en las condiciones adecuadas para que el microprocesador (cerebro) tome las decisiones pertinentes y emita las correctas señales/acciones para cualquier aplicación”.

En estos momentos “la falta de suministro de microprocesadores está generando una crisis mundial de parada de líneas de fabricación en amplios sectores y no solo en el de la automoción”, ha recordado. Los semiconductores Discretos que fabrica Fagor Electrodomésticos se utilizan en sectores tan diversos como la automoción, electrodomésticos, ordenadores, teléfonos móviles o el Internet de las cosas.

El gerente de la empresa ha destacado la “total dependencia” de la fabricación asiática de microprocesadores y ha apuntado que algunas consecuencias de la pandemia de Covid-19 han causado “una disparada demanda de semiconductores” entrando “muchos clientes en fase de sobrepedido”, lo que ha generado “un colapso de la demanda con respecto a la oferta”.

Según ha señalado “esta crisis se esta notando en todos los sectores, pero sobre todo en automoción”, que “representa sólo el 10% del consumo mundial de los semiconductores, estando muy por delante en cuanto a consumo y a márgenes de beneficio para el fabricante de microprocesadores, el sector de la telefonía móvil y el de los ordenadores”.

PRODUCCIÓN

Por otro lado, Trojaola ha afirmado que construir una planta productiva de microprocesadores requiere de “una política tecnológica de país o continente y eso hoy en día, en Europa/España esmuy difícil de tomar debido a los diferentes intereses de cada gobierno”.

Tras reconocer que “la falta de microprocesadores ha generado una sensación de pánico en los compradores del resto de componentes semiconductores y sobrepidan para cubrirse ante la posible escasez de componentes en los próximos meses”, ha asegurado que Fagor Electrónica, “gracias a la diversidad de sectores en los que seencuentra involucrado y a la diversidad de circuitos electrónicos que fabrica”, no ha tenido necesidad de parar las producciones “por el momento”.

Ello ha requerido, según ha indicado, de “continuas adaptaciones en la planificación de la cadena de producción en función de la disponibilidad de componentes en el momento de comenzar con lafabricación”.

En cuanto al futuro próximo, ha lamentado que no se espera que “el panorama vaya a mejorar en los próximos meses debido a que ninguno de los sectores demandantes de semiconductores está reduciendo su demanda e incrementar las capacidades de producción de microprocesadores requiere un elevado tiempo”.

Fagor Electrodomésticos estima que “la situación pueda normalizarse para el segundo semestre del 2022” y que durante este tiempo las fabricaciones y el posible crecimiento de muchos sectores “vayan a estar limitados a la disponibilidad de los microprocesadores”.

En este sentido, ha reconocido que esa limitación generará menores cantidades de vehículos, electrodomésticos, equipos fabricados a lo largo del 2021 y parte del 2022 requiriendo, por lo tanto, “una necesidad de adaptación de las líneas de fabricación de muchos sectores a la disponibilidad de microprocesadores”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.