Fevitur defiende que las viviendas turísticas dinamizan económicamente a otros sectores como el comercio

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Las viviendas de uso turístico dinamizan económicamente a otros sectores, dado que solo el 33% del coste/estancia de un turista que va a una de estas viviendas se destina al alojamiento, mientras que el 67% restante va a la oferta terciaria (comercio, restauración, transporte, ocio y cultura), según ha destacado el presidente de la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur), Tolo Gomila.

Así lo ha manifestado en una entrevista para ‘Miradas Viajeras TV’, donde puesto en valor todo lo que aporta su sector como alternativa vacacional complementaria al hotelería, ya que las viviendas de uso turístico generan un 23% más de gasto/estancia que el sector hotelero.

El presidente de Fevitur considera que el turismo doméstico ha sido el que ha «salvado'» un poco la situación durante la pandemia, pues el internacional apenas ha existido; y que las viviendas de uso turístico son una «palanca potente» porque «un establecimiento hotelero requiere de una inversión importante y una ocupación para mantenerse; en cambio estas viviendas, que ya están creadas y son de formato individual, pueden generar economía de una manera relativamente rápida».

Fevitur engloba a 23 asociaciones y representa a unas 186.000 viviendas de uso turístico, que suponen un 33% del total del alojamiento en España.

CAMBIO DE MODELO TURÍSTICO

«El 85% de las reservas que nos llegaban a través de canales directos de venta estaban en manos de grandes grupos y va a producirse un cambio importante porque cada vez más se está invirtiendo en comercialización directa y las resevas vacacionales van a ser de menos días», ha asegurado Gomila.

Según Gomila, hay factores a tener en cuenta para un futuro cambio de modelo, como la conectividad aérea, porque para fletar un avión y traer turistas a un destino debes tener un porcentaje mínimo de ocupación, o la implantación del teletrabajo, ya que las empresas se están dando cuenta que es algo eficiente, que ha llegado para quedarse y además es barato».

IMPACTO DE LA PANDEMIA

La pandemia puso freno al sector e hizo que una de cada seis viviendas de uso turístico pasaran a alquiler residencial. Por ejemplo, en Barcelona un 60% de la oferta migró a alquileres por meses.

Sobre las medidas para ayudar al sector contra la pandemia, como los ERTE o los avales ICO, Tomila ha asegurado que «fueron interesantes en su momento, pero ahora mismo son insuficintes».

Por eso, desde Fevitur demandan al Gobierno tres medidas: ayudas directas, para regar al tejido empresarial de dinero; una política de contención desde el punto de vista impositivo; y una hoja de ruta sin cambios constantes de criterio, para salir de esta incertidumbre.

«Hoy día, gracias a la vacunación empezamos a ver la luz al final del túnel en cuanto a la pandemia. Sin embargo, como no seamos capaces de arrancar la temporada en destinos vacacionales y con el turismo internacional la situación va a ser muy complicada», ha advertido Gomila.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.