Finnair recicla y recupera la totalidad de un Airbus A319 con 21 años de vida útil

Tan solo un 0,8% del total del avión ha acabado como desecho no apto para su reutilización o reciclaje

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Finnair, en colaboración con la empresa Kuusakoski Recycling, ha desmantelado y reciclado uno de los Airbus A319 más antiguos de su flota tras 21 años de vida útil del avión.

La iniciativa surgió durante los meses más duros de la pandemia, cuando los aviones de Finnair estaban en tierra y muchos trabajadores vieron suspendidas sus funciones habituales.

El director del proyecto y de operaciones técnicas de Finnair, Timo Rossi, ha explicado que pudieron emplear a más personal trabajando por la sostenibilidad y, a la vez, adquiriendo nuevas habilidades y experiencia.

“Se trata del primer avión comercial de pasajeros reciclado en Finlandia y aunque la estimación inicial era reciclar y recuperar un 90-95% de la aeronave, finalmente hemos superado nuestras expectativas”, ha añadido.

Los trabajos de desmantelamiento y reciclaje del avión han conseguido recuperar el 99,2% del total de la aeronave. Durante la primera fase, el equipo de mantenimiento de Finnair retiró hasta 2.000 piezas y componentes del avión, que tras una exhaustiva revisión se utilizarán en otras aeronaves de la flota de Finnair o serán vendidos a proveedores externos, representando el 38,5% del avión.

En concreto, desde los motores o los trenes de aterrizaje a otros elementos más pequeños, como las fundas de los asientos o las cortinas de cabina, han sido reutilizados.

Además, el 49,1% del avión ha sido reciclado, especialmente, el aluminio, que constituía la mayor parte de la aeronave y que “será utilizado en su mayor parte en la construcción de automóviles automáticos Mercedes-Benz”, ha afirmado Timo Tossi.

El 7,4% del avión se ha recuperado como energía, destinándose al combustible que Kusakoski fabrica a partir de residuos que no pueden ser reciclados y el 4,2% será utilizado para investigación en la misma empresa, involucrada en un proyecto que explora la utilización de materiales compuestos.

Tan solo un 0,8% del total del avión ha acabado como desecho de vertedero no apto para su reutilización o reciclaje, aproximadamente unos 290 kilogramos, el equivalente a una batería de automóvil eléctrico.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.