Flota cañera denuncia su situación de desamparo al no poder pescar en Senegal y reclama una “solución urgente”

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La Confederación Española de Pesca (Cepesca) se ha sumado a la denuncia de la flota cañera nacional que permanece amarrada en el puerto de Dakar (Senegal) desde principios de año, soportando gastos (sueldos de marineros, mecánicos, gastos portuarios, licencias), pero sin ingresos, tras la negativa del país africano de emitir las licencias previstas en el protocolo de pesca vigente con la Unión Europea, según ha informado en un comunicado.

En concreto, la patronal pesquera, que ha calificado de “inexplicable” esta situación, ha instado a la Comisión Europea a que desbloquee la situación con “urgencia” y que defienda los intereses de los pescadores europeos ante países terceros que, como en este caso, incumplen unilateralmente un acuerdo de pesca con la UE.

En su defecto, Cepesca tampoco ha encontrado razones para que la Comisión declare que, a pesar de esta situación, aún no se pueden activar ayudas comunitarias para los pescadores, a pesar del apoyo expresado por muchos miembros del Parlamento Europeo.

- Publicidad-

La flota cañera vasca, que opera en aquellas aguas (agrupada en Dakartuna) pesca habitualmente especies de túnidos tropicales, como el listado, el rabil o el patudo, lleva 21 meses sin poder faenar de forma regular debido al veto del Gobierno del país africano que les impide entrar en la bahía de Han y proveerse de cebo vivo para faenar.

A ello se sumó la decisión del pasado 1 de enero de no expedir nuevas licencias para barcos europeos, posturas ambas que ratificó el ministro de Pesca y Economía Marítima de Senegal, Alioun Ndoy, a una delegación del Parlamento Europeo que visitó Senegal el pasado 23 de febrero y, posteriormente, los días 24 y 25 de marzo en la reunión la Comisión Mixta entre Senegal y la UE.

Cepesca ha recordado también que los armadores españoles, a petición de Bruselas, ha abonado la deuda de un buque ajeno a Dakartuna, ante la insinuación de la Comisión de que era una condición indispensable para obtener las licencias. Sin embargo, una vez saldada esta deuda, la situación se mantiene estancada, lo que Cepesca interpreta como “inaceptable e injustificable”.

Cepesca y Dakartuna insisten en la necesidad de una “solución urgente”, ya que con esta actitud Senegal incumple el acuerdo de pesca con la UE, establecido en julio de 2019 por un periodo de cinco años y con una contribución anual de la UE de 1,7 millones de euros.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.