Forética presenta las claves para aumentar la ambición empresarial hacia un modelo económico circular

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El Grupo de Acción en Economía Circular, liderado por Forética y compuesto por 12 grandes empresas, analiza en el informe ‘Máxima ambición circular para la Década de la Acción’ la importancia de que las empresas se aproximen a la economía circular como el modelo necesario para la descarbonización de la economía y la protección de la naturaleza.

Además, deben analizar las acciones que han de llevar a cabo para hacer posible esta transición desde una visión sistémica, y con ella dar respuesta a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Como elementos que favorecen la creación de valor empresarial a través de la transición hacia un modelo económico circular, el informe identifica la aceleración de la capacidad de innovación mediante la apertura a nuevos mercados y modelos circulares, el acceso nuevas oportunidades de inversión y financiación, la mejora de la competitividad mediante el ahorro de costes, así como las nuevas oportunidades de creación de empleo y de atracción y retención del talento.

Todo ello, buscando una creación de valor circular bajo los límites planetarios y en línea con las necesidades de la sociedad.

«El contexto actual y los datos de la ciencia nos muestran que es el momento de incrementar la ambición circular para conseguir impactar positivamente en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible durante la siguiente década, la llamada ‘Década de la Acción'», afirma el director general de Forética, Germán Granda.

«El modelo económico circular que demanda un cambio sistémico, no sólo es rentable, y muy necesario, para el planeta, sino también para la economía y las personas. De hecho, es la transformación que necesitamos para asegurar la recuperación económica y la capacidad de resiliencia post COVID-19.

Además, es el único modelo económico que puede dar respuesta a desafíos globales más urgentes, como la crisis climática, la presión sobre los recursos naturales y la biodiversidad o la contaminación, pero también la protección de los derechos humanos (en el acceso a los recursos naturales, al agua potable y a la salud)», añade.

El informe publicado por Forética en el marco del Grupo de Acción en Economía Circular recoge las tres claves empresariales en el camino hacia la máxima ambición circular. En primer lugar, es fundamental que las empresas definan su papel en esta transición: pueden ser beneficiarias, beneficiándose indirectamente del cambio de modelo de otras organizaciones y de las nuevas preferencias de los consumidores; ‘adopters’, aquellas que incorporan los principios de la economía circular obteniendo un impacto positivo; o ‘enablers’, ofreciendo soluciones innovadoras que permiten mejorar la circularidad de otras organizaciones.

Como segunda clave, el informe subraya que los objetivos climáticos y circulares deben vincularse y conectarse para que cada acción que lleva a cabo una empresa tenga su verdadera traducción en términos de impacto positivo en la economía, el planeta y las personas. Además, es fundamental que las empresas visibilicen los esfuerzos mediante indicadores y los comuniquen con la vocación de inspirar a otras empresas y a sus grupos de interés para sumar esfuerzos hacia un ecosistema más circular.

«Las empresas han de incrementar su ambición circular fijando objetivos en línea con la ciencia, definiendo indicadores de medición y reportando su contribución con la economía circular. Para dar respuesta a sus compromisos, estrategias y objetivos ambiciosos, han de definir acciones con un enfoque de análisis de ciclo de vida que permita mejorar su desempeño desde aguas arriba (consumo de materias primas y ecodiseño), hasta aguas abajo (con el objetivo de residuo cero)», destaca la responsable del Grupo de Acción en Economía Circular de Forética, Elena Ruiz.

«Además, ha de involucrar a todos sus grupos de interés, empezando por todos los empleados y cadena de valor. Hay que avanzar hacia el concepto de visión regenerativa, transitando de una mentalidad basada en no impactar negativamente a otra que busca sanar y prosperar a través de las personas, los sistemas ambientales y económicos», añade.

En el encuentro empresarial realizado en el marco del Grupo de Acción, desde la Fundación Ellen MacArthur, Laura Franco, Learning Engagement Manager, ha aportado las claves para avanzar hacia la máxima ambición circular, en un contexto en el que el 45% de las emisiones globales es resultado directo de la forma en que se fabrican y usan productos y alimentos, según datos de la Fundación Ellen MacArthur.

Por su parte, desde la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Ander Eizaguirre, Analista de Políticas de la OCDE, ha abordado la importancia del contexto urbano como epicentro del cambio hacia este nuevo modelo económico.

Tal como se destaca en el informe de Forética, la Agenda Urbana Europea considera la economía circular como un catalizador clave, visión que también recoge en la Agenda Urbana Española, que cuenta entre sus objetivos estratégicos con el compromiso de llevar a cabo una gestión sostenible de los recursos y favorecer la economía circular.

El Grupo de Acción en Economía Circular constituye el punto de encuentro empresarial de liderazgo, conocimiento y diálogo para poner en valor la importancia de desarrollar modelos de negocio circulares, como señala Forética. Está formado por 12 grandes empresas: Cerealto Siro, Damm, Ecoembes, Endesa, Epson, Grupo Antolín, Grupo Saica, LafargeHolcim, Naturgy, Nestlé, P&G y Red Eléctrica de España.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.