Garamendi pide al Estado dar “más cancha” a las CCAA en los fondos europeos porque ve un “cuello de botella”

Dice que “vigilarán muy bien” que los proyectos de ámbito público sean transformadores y pide un desarrollo “más rápido” de los Perte

BILBAO, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, cree que el Estado debería “descentralizar” la gestión de los fondos europeos y dar más “cancha” y participación a las comunidades autónomas porque observa un “cuello de botella” y un “problema de coordinación”.

Garamendi ha participado este lunes en Bilbao en las X Jornadas Financieras Deusto Business School, desarrolladas en colaboración con Deusto Business Alumni y en las que se abordan los ‘Fondos Next Generation’.

El presidente de la patronal ha afirmado que para la CEOE estos fondos son el “primer plan Marshall y para Europa el segundo”, algo que “define mucho” y cree que podrían ser un “cambio de lo que es la economía o el sistema económico, desde los cuatro vectores, el de la digitalización, la sostenibilidad, la cohesión social o territorial y la igualdad”.

“Un cambio profundo de lo que tiene que ser el futuro y, de hecho, estamos en ello, porque se ve, en el día a día, en las empresas cómo nos estamos incorporando a este nuevo espacio de hacer”, ha subrayado.

Garamendi ha destacado el hecho de que la UE, “con un buen criterio”, decidiera impulsar, “de una manera común”, esta iniciativa y cree que estos fondos son “una gran noticia” no solo para España, sino para Europa.

El presidente de la CEOE ha recordado que el 50% de los fondos va a proyectos o inversiones públicas y el otro 50% a proyectos empresariales. Al respecto, ha indicado que hay que “vigilar muy bien” por parte de toda la sociedad y también lo harán, por su lado, cuáles son esos proyectos transformadores del ámbito público.

“No tengamos otro ‘Plan E’, lo que tenemos que tener es un plan muy serio de estructura para que realmente cambie el país”, ha añadido Garamendi, que ha señalado como ejemplos de proyectos transformadores el AVE o el previsto en el aeropuerto del Prat de 1.700 milones que se “malogró por una decisión política”.

COORDINACIÓN

Por otro lado, ha manifestado que la mitad de los fondos los controla el Estado y la otra mitad, las comunidades autónomas “más o menos”, y ahí cree que existe “un problema de coordinación”.

Garamendi ha añadido que hay dinero que “se supone que ha llegado a las comunidades pero, como no están bien implementados los temas, ha vuelto a Madrid a una caja, que se supone que tiene que volver de nuevo a las comunidades”.

Según ha manifestado, el Estado es el que diseña la gestión de los fondos y las comunidades, en muchos casos, no pueden implementar su “propia dinámica que sería mucho más efectiva” porque “es diferente lo que pasa en Euskadi que lo que pasa en Castilla y León o en Extremadura”.

Por lo tanto, cree que habría que dar “mucha más capacidad” a las comunidades autónomas para que lo gestionaran. El presidente de la CEOE ha afirmado que hay “una gran oportunidad”, pero hay que ser “lo suficientemente serios” y darse cuenta de que “no va a ser fácil”. A su juicio, es “fundamental” la colaboración público-privada y también ser “menos estricto” y que haya una “mayor colaboración” entre las propias instituciones.

“Nosotros estamos viendo un cuello de botella importante entre lo que es la parte del Estado y la parte de las comunidades autónomas y ahí hay que flexibilizar y dar más cancha, en este caso, sería al Gobierno vasco porque quién conoce mejor lo que se puede hacer aquí, que el propio Gobierno vasco”, ha manifestado.

Según ha señalado, el Estado está “organizado así” y no tiene sentido “centralizar algo” que “lo normal sería que esté descentralizado”. “Es una gran oportunidad pero, a la vez, se da en un momento muy complicado y, entre todos, vamos a tener que ver cómo levantar este país, también por otra serie de problemas. Y no perdamos el tren porque, si perdemos el tren sería la pérdida de una gran oportunidad”, ha asegurado.

Por otro lado, se ha referido a los PERTEs y ha recordado que la CEOE planteó 21. Según ha indicado, por el momento, el que está más definido es el del automóvil, aunque todavía “falta hablar de la falta de las fábrica de baterías”.

Garamendi ha añadido que el 70% de la inversión es privada y, por lo tanto, ha indicado que es “muy importante hablar de la confianza en el país, la confianza en la estabilidad, la confianza en la seguridad jurídica, en la estabilidad regulatoria, en la calidad de la norma”.

“Esas cosas van acompañando realmente porque sino, por mucho que desde Europa nos den dinero, si luego no tenemos esa estabilidad de lo que se presenta, a la gente no le va a compensar meterse en eso. Vamos a ver el desarrollo de los PERTEs, que debería ir más rápido porque se anuncian pero todavía queda bastante camino”, ha añadido.

En relación a las pymes, ha afirmado que las pymes no tienen un problema de liquidez, sino de solvencia. “Las pymes en este momento están ahogadas por todo lo que han sufrido como consecuencia de la crisis del Covid y esa es la realidad, es muy difícil pedirles ese esfuerzo porque no van a poder y lo que estamos intentando es que, por lo menos, en vez del 30%, las subvenciones fueran del 50%”, ha manifestado.

Por último, Garamendi cree también que es fundamental la participación y la colaboración de las entidades financieras en todo este proceso, así como de las sociedades de garantía recíproca, porque desde el ámbito público es “muy difícil llegar y capilarizar todo el territorio”. “Y las entidades financieras tienen algo que no tienen los demás, conocen los clientes, están en el territorio, tienen capacidad de adelantar fondos, son unos colaboradores importantes”, ha agregado.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.