Gobierno vasco sigue trabajando en la entrada en el accionariado de ITP Aero, una operación “muy compleja”

BILBAO, 30 (EUROPA PRESS)

Gobierno vasco sigue trabajando en la entrada en el accionariado de ITP Aero, compañía que Rolls-Royce vendió a Bain Capital Private Equity, que lidera un consorcio en el que también participan las empresas SAPA y JB Capital, y reconoce que se trata de una operación “muy compleja”, según han informado fuentes del Ejecutivo a Europa Press.

A finales de septiembre del pasado año se formalizó el acuerdo para la venta por parte de Rolls-Royce del 100% de ITP Aero por aproximadamente 1.700 millones de euros a Bain Capital, que lidera un consorcio de empresas vascas y españolas compuesto por la guipuzcoana SAPA y JB Capital.

El Gobierno vasco siempre ha venido manifestando su intención de entrar en ITP Aero al considerarla una empresa estratégica en el sector aeronáutico vasco.

En aquel momento, ya hubo unas intensas negociaciones por parte del Ejecutivo con Bain para su posible participación en el futuro capital de la empresa, pero no se llegó a cerrar la entrada del Gobierno.

En todo caso, el Gobierno vasco entendió que la operación de venta de ITP Aero a Bain Capital estaba en sintonía con las condiciones establecidas desde Euskadi, ya que el foco se ponía en el proyecto industrial y el empleo.

Durante todo ese proceso, el Ejecutivo manifestó su intención de acceder al capital de la compañía con un importante desembolso, siempre y cuando ITP fuera considera estratégica en la industria aeronáutica y su domicilio fiscal y social se mantuviera en Euskadi.

Junto a ello, desde el Gobierno vasco, que, desde un inicio, había reclamado tener un representante en el consejo de administracion de la sociedad matriz, se incidía en la necesidad de definir un proyecto industrial sólido, con músculo financiero y una apuesta clara por la inversión, la I+D y el empleo.

El Ejecutivo vasco firmó un memorándum con Bain y ese acuerdo incluía la posibilidad de incorporación de más socios industriales en el consorcio, que representen hasta un 30% del capital.

Fuentes del Gobierno autónomo han señalado que se trata de una operación “muy compleja” y confirman que siguen trabajando para participar en el accionariado de la empresa.

En principio, parece que todo el proceso está entrando en su recta final y la pasada semana los sindicatos CCOO y UGT ya adelantaban que el ministerio de Industria, con cuyos responsables mantuvieron una reunión, les había comunicado que en próximas semana se iba a proceder a autorizar esa operación. Además, Bain Capital se ha fijado como plazo para cerrar toda la operación el 30 de junio.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.