Goirigolzarri observa la evolución de la economía con un “optimismo precavido”

El presidente de Caixabank destaca el papel del empresario para superar la crisis

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ve en la evolución de la economía española un “optimismo precavido”, con oportunidades en el frente con los fondos de recuperación europeos, pero con sombras en lo referente a la evolución de la pandemia o la actual crisis de suministros.

“Soy un optimista precavido”, ha señalado el banquero durante la celebración del 50 aniversario del despacho Montero Aramburu en referencia a las previsiones para la economía española en el año que entra.

Entre las razones que invitan al optimismo, Goirigolzarri ha destacado las “magníficas” cifras de empleo, un crecimiento económico vivo, la reactivación del consumo, las cuantiosas bolsas de ahorro retenido de hasta 60.000 millones de euros y los fondos europeos.

No obstante, ha recordado que la pandemia sigue activa y no está clara su evolución. Asimismo, ha apuntado a otros factores que incitan a la precaución, como las rupturas de las cadenas de producción, la inflación y una situación fiscal que “habrá que manejar con cuidado”.

En lo que respecta a los fondos europeos de recuperación, Goirigolzarri se ha mostrado taxativo. “Representan una tremenda oportunidad en España para luchar contra las debilidades de la economía española”. Sin embargo, ha puntualizado que estos deben gestionarse de forma transparente para que lleguen “a una economía de pymes”, evitando “tentaciones dirigistas”.

En este sentido, ha destacado la figura del empresariado español como el verdadero impulsor de la reactivación económica.

“Los empresarios son los que rompen y los que tienen la capacidad de cambiar las cosas”, ha sentenciado Gorigolzarri, que apuesta por generar un caldo de cultivo en el que “los generadores de riqueza puedan cultivarse”.

Referente a la citada transparencia, Gorigolzarri ha explicado que no se trata simplemente de que esta se aplique en la asignación de los recursos, sino también los resultados de dichas asignaciones.

REFORMAS ESTRUCTURALES EN ESPAÑA.

Con respecto a las reformas que España deberá presentar ante Bruselas, el empresario ha explicado que si bien buena parte de ellas tienen que centrarse en problemas de productividad, estas tienen que corregirse desde el lado de la oferta y no de demanda, un asunto que, según Goirigolzarri, queda lejos de ser complejo en “la dificultad que conlleva la aritmética parlamentaria”.

El banquero ha citado algunos ejemplos de reformas estructurales como las pensiones o una legislación que preserva a empresas ineficientes, pero ha sentenciado que “si tuviera que elegir la de mayor impacto es la educación y la formación”.

“El paro juvenil está al 30%, cuando la media de la UE está al 16% (…) tenemos que pensar que hay medio millón de personas que ni estudia ni trabaja y un tercio de los desempleados son desempleados de larga duración”, ha indicado Goirigolzarri.

Adicionalmente, el presidente de Caixabank ha señalado al desempleo estructural como otro de los grandes males de la economía española.

“Lo que tenemos que ver y buscar es la empleabilidad de nuestros ciudadanos, tenemos un claro desequilibrio entre lo que demanda el mercado de trabajo y las capacidades de nuestros ciudadanos”, ha apostillado el presidente de Caixabank, advirtiendo que este problema se va a incrementar que supondrán “unos retos enormes en términos de políticas activas de empleo”.

INFLACIÓN TRANSITORIA CON DIFERENTES ESCENARIOS EN EEUU Y UE

Con respecto a la inflación, Gorigolzarri ha explicado que se parte de un escenario central de aumento de precios transitorio, si bien la situación en Estados Unidos ha comenzado a dar síntomas más preocupantes, con una inflación subyacente –donde se excluyen elementos de mayor volatilidad como los energéticos– se acerca al nivel de inflación general.

Esta situación dista de la observada en España, por ejemplo, donde si bien la inflación general supera el 5%, la subyacente está en torno al 1,5% y el 1,6%.

En este sentido, ha apuntado que la trayectoria inflacionaria dependerá en buena medida del anclaje a las expectativas. “Hay inflación si creemos que va a haber inflación, y no va a haber inflación si no creemos que va a haber inflación”, ha añadido.

“Los bancos centrales juegan con el escenario central de que la inflación es transitoria, por lo que no tienen que reaccionar pero el límite está en el anclaje de las expectativas”, ha señalado Goirigolzarri.

ALTO ENDEUDAMIENTO GLOBAL

Por otra parte, el empresario ha advertido del problema de endeudamiento a nivel mundial. En el caso de España, el presidente de Caixabank ha resaltado la vulnerabilidad que supone tener en torno a un 120% de deuda pública sobre el nivel del PIB.

“Los estímulos fiscales durante la crisis del Covid han sido positivos, pero hay que empezar a centrarlo porque tenemos una deuda sobre el 120% del PIB y un déficit estructural del 5%”, ha apostillado.

En este sentido, el banquero ha recordado que “al mercado hay que darle credibilidad” y tener un plan ante la citada vulnerabilidad, ya que si bien la posición fiscal de Europa es “laxa”, en 2023 se volverán a hablar de pactos de estabilidad.

El presidente de Caixabank ha comentado que la realidad del impago en las moratorias concedidas durante la pandemia “ha sido muy inferior” a lo previsto, aunque ha reconocido que en “el mundo de las empresas es una incógnita” en referencia a los créditos ICO.

Asimismo, ha apuntado que en una economía dinámica habrá sectores emergentes que amplíen su perímetro y otros que estén en reestructuración. “Eso significa la reasignación de recursos”, ha apuntado.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.