Grupo Eroski pierde 77 millones en 2020 por extraordinarios, pero mejora resultado operativo un 30,2%

Su Ebitda superó los 330 millones tras aumentar un 26% y redujo su deuda financiera en 140 millones

BILBAO, 18 (EUROPA PRESS)

El grupo Eroski ha cerrado las cuentas del ejercicio 2020 con unas pérdidas de 77 millones debido a las dotaciones extraordinarias realizadas, si bien ha obtenido el mejor resultado operativo de los últimos doce años al alcanzar los 252 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 30,2% sobre el ejercicio anterior. Las pérdidas en Eroski S.COOP se han elevado a 442 millones, según ha informado en un comunicado.

Según ha precisado, el grupo mejoró su Ebitda un 26% hasta los 331 millones y ha destacado que la mejora de los resultados en 2020 es, también, consecuencia de “la mejora acumulada de la competitividad de los negocios del grupo en los últimos 12 años”.

Las ventas brutas del grupo aumentaron un 2,1% hasta los 5.377 millones de euros, a pesar de los efectos “adversos” de la COVID-19 en sus negocios no alimentarios, sectores especialmente afectados por la reducción de la movilidad y las restricciones de apertura durante la pandemia.

Según ha destacado, el crecimiento de la facturación se ha conseguido en un contexto en el que la superficie de venta del grupo se ha reducido en el año en un 3,5%.

En el ejercicio 2020 Eroski ajustó el valor de sus activos consolidados en 195 millones, aplicando una valoración “más prudente” a la proyecciones futuras de los negocios afectados por la pandemia.

En este sentido, en 2020 incorporó unas dotaciones extraordinarias “importantes, tanto en las cuentas individuales como en las consolidadas”, por lo que, pese a “los excelentes resultados operativos” obtenidos en el ejercicio, tanto las cuentas consolidadas del grupo Eroski como las de Eroski S. COOP. (tenedora de las participaciones en las sociedades cuyas valoraciones se han actualizado) presentan a cierre de 2020 unos pérdidas de 77,56 y 442 millones de euros, respectivamente.

Eroski ha señalado que se está ante el final de una etapa marcada por la “reconversión” y al nacimiento de otra, en la que el grupo “está más fuerte que nunca” y espera alcanzar “niveles de normalidad” en su deuda financiera neta al final de 2021. El pasado año redujo esa deuda financiera en 140 millones y acumula una reducción de más de 2.000 millones desde 2009.

(Habrá ampliación)

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.