Iberdrola pierde más de 40.000 clientes en los primeros seis meses del año

El pasado 1 de junio entró en vigor la subida de los precios de la luz, y con ello hemos avistado la punta del iceberg de la situación en la que se encuentra inmerso el sistema eléctrico en España, enfrentándose a una guerra comercial.

En medio de todo este “revuelo” se encuentra Iberdrola, que ha cedido más de 40.000 clientes en los primeros seis meses del año con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Aún así, consigue menguar esta pérdida en clientes eléctricos con un alza en más de 50.000 abonados en el negocio del gas natural.

El presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán ha asegurado que las eléctricas “no se benefician” de los precios altos en el mercado eléctrico y ha añadido que su negocio se ve afectado de “manera negativa” al tener que absorber los costes. “Debemos producir, pero a veces no tenemos suficiente y los precios altos no mejoran nuestros resultados, afectan negativamente a nuestra hoja de resultados”, ha manifestado Galán en una conferencia con analistas para presentar los resultados del primer semestre, estimando que el impacto de la subida en el precio de la luz es de “unos 12 céntimos diarios por cliente”.

Así, Galán ha puesto sobre la mesa el hecho de que las eléctricas integradas verticalmente deben acudir al mercado mayorista para comprar energía, ya que su propia producción no les llega para cubrir toda la demanda de sus clientes, vendida en gran parte a unos precios inferiores a los del mercado.

Así mismo, la compañía, obtuvo un beneficio neto de 1.531,3 millones de euros en el primer semestre del año, lo que representa una caída del 18,4% con respecto a las ganancias de 1.876,4 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, por el impacto del incremento del Impuesto de Sociedades en Reino Unido para 2023, así como por las plusvalías de casi 500 millones de euros que se anotó el año pasado por la venta de su participación en Siemens Gamesa. En concreto, el impacto por el incremento de la fiscalidad en Reino Unido, que pasará el Impuesto de Sociedades del 19% al 25% y que afecta en el ejercicio actual a los impuestos diferidos, asciende a 461 millones de euros.

A pesar de estos impactos, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán reafirma sus perspectivas para este año y mantiene sus expectativas de un beneficio entre los 3.700 y los 3.800 millones de euros y de un dividendo con cargo al ejercicio de unos 0,44 euros brutos por acción, a abonar en 2022.

Nuevo frente para Iberdrola: La CNMC establece que la empresa infló artificialmente los precios de la luz en 2013

Sumado a todo esto, Iberdrola se encuentra ante un nuevo frente, ya que La CNMC establece que la empresa infló artificialmente los precios de la luz en 2013, lo que supone que hubo un perjuicio económico para los demandantes de unos 105 millones de euros. Según las conclusiones del regulador, Iberdrola redujo considerablemente las aportaciones de las unidades hidráulicas más baratas, aumentando el diferencial de precios en unos 7€ el Megavatio, según los cálculos de las partes.

Así mismo la CNMC destaca que esa energía más cara que vendió Iberdrola no solo perjudicó a los consumidores sino que los principales afectados fueron sus competidores. Según el dictamen de la CNMC, el incremento del coste de las compras fue de 4,3 millones de euros.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.