Iberdrola estudia la viabilidad de casi 1.000 MW de eólica marina flotante frente a la costa de Galicia

SANTIAGO DE COMPOSTELA/MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Iberdrola ha solicitado ante el Ministerio para la Transición Ecológica el alcance ambiental de dos parques de eólica marina de 490 megavatios (MW) cada uno frente a la costa gallega, los proyectos San Cibrao y San Brandán.

Fuentes del ministerio consultadas por Europa Press confirman esta petición que avanza ‘Galiciapress’ y que se registró la semana pasada, según apunta Transición Ecológica.

En concreto, el parque eólico marino flotante San Cibrao contempla una potencia total de 490 MW y su línea de evacuación a subestaciones en terrestres en Galicia.

El parque eólico marino flotante San Brandán tiene, igualmente, con una potencia total de 490 MW y su línea de evacuación a subestaciones en terrestres en Galicia.

El alcance ambiental es un paso voluntario y previo a la tramitación propiamente dicha de los proyectos, “por lo que no compromete ni a los promotores ni a la administración”, resaltan las fuentes del departamento de Teresa Ribera.

“El resultado de este proceso es un informe de alcance ambiental elaborado por la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental que establecerá el contenido que, a juicio de la administración, debe contener el estudio de impacto ambiental que deberá presentar el promotor cuando realice la solicitud de autorización administrativa del proyecto”, señalan.

IMPULSO A LA EÓLICA MARINA FLOTANTE EN EL PAÍS.

El pasado mes de febrero, la energética presidida por Ignacio Sánchez Galán ya anunció su decisión de impulsar la eólica marina flotante en España con el que sería el primer proyecto de este tipo a escala industrial en el país, con una inversión de más de 1.000 millones de euros para la puesta en marcha de 300 megavatios (MW) en la costa española.

En concreto, el grupo presentó este proyecto a los fondos europeos del programa Next Generation EU, al estar alineado con los pilares del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, y consideró que representaba una oportunidad para desarrollar cadena de valor en el país y situar a la industria española como referente internacional.

Este primer proyecto sería punta de lanza para el desarrollo de hasta 2.000 MW eólicos marinos flotantes que la compañía ha identificado y que podrían levantarse en la costa gallega, la andaluza o en las Islas Canarias.

El estudio, diseño e ingeniería de este primer parque eólico marino flotante podría iniciarse este año y hasta su entrada en operación, prevista en 2026, generaría más de 2.800 empleos anuales y requeriría la participación de 66 empresas y centros tecnológicos españoles, incluyendo 52 pymes.

Además, el proyecto pondría en valor las capacidades de un tejido industrial que ha contribuido a crear en el país en los últimos años. La compañía ha colaborado con proveedores españoles como Navantia, Windar, Ingeteam o Haizea Wind para la construcción de componentes críticos de sus parques eólicos marinos Wikinger (Alemania) e East Anglia One (Reino Unido) y los que mantiene en desarrollo, como es el caso de Saint Brieuc (Francia).

REFERENTE EN EÓLICA MARINA.

Iberdrola es un referente internacional en el mercado eólico marino. La compañía cuenta con 1,3 gigavatios (GW) instalados y avanza en la construcción de otros 2,6 GW.

La notable expansión de la cartera en eólica marina del grupo en el último año -20.000 MW al cierre del primer trimestre de 2021-, está asentada sobre nuevas plataformas de crecimiento con gran potencial, como es el caso de Japón, Polonia, Suecia e Irlanda, que permitirán al grupo alcanzar los 12.000 MW operativos en 2030.

La energética explota el parque eólico marino West of Duddon Sands (WoDS) de 389 MW en el mar de Irlanda (desde 2014), Wikinger de 350 MW en el Báltico alemán (desde 2017) e East Anglia One de 714 MW en aguas británicas del mar del Norte (desde 2020).

En diferentes fases de desarrollo y construcción se encuentran el proyecto Saint-Brieuc, de 496 MW, frente a la costa de Bretaña, en el norte de Francia, que utilizará sesenta y dos turbinas Siemens-Gamesa de 8 MW de capacidad unitaria; Vineyard Wind, de 800 MW, frente a la costa de Massachusetts; y Baltic Eagle.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.