Iberdrola sella una alianza con el Banco Mundial para impulsar la transición energética en países emergentes

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Iberdrola y la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), parte del Grupo Banco Mundial, han suscrito una alianza para impulsar la transición energética en países emergentes con el respaldo de las energías limpias y la descarbonización, informó la compañía.

En concreto, el acuerdo se estructura en tres pilares en el que, el primero de ellos, pasa por un préstamo verde vinculado a objetivos de sostenibilidad por un importe de casi 150 millones de dólares (unos 138 millones de euros) para financiar mejoras en eficiencia energética y digitalización en las redes de distribución de Iberdrola en Brasil.

Este es el segundo préstamo del brazo de inversión en el sector privado del Grupo Banco Mundial a Neoenergia, filial de Iberdrola en el país sudamericano, tras el préstamo sostenible de 115 millones de dólares (unos 107 millones de euros) en 2022.

- Publicidad-

En segundo lugar, la energética presidida por Ignacio Sánchez Galán e IFC están explorando otro préstamo verde, vinculado a indicadores de sostenibilidad, para el desarrollo de proyectos de energía renovable en países emergentes como Polonia, Marruecos y Vietnam.

En tercer lugar, ambas instituciones están analizando opciones de colaboración para apoyar el desarrollo de nuevos proyectos de energías limpias innovadoras en países emergentes, como generación eólica marina e hidrógeno verde.

El director de Finanzas, Control y Desarrollo Corporativo de Iberdrola, José Sainz Armada, destacó que este acuerdo permite al grupo avanzar en la transición energética, la descarbonización y la electrificación en países en desarrollo, donde Iberdrola ya está trabajando.

“Consolida además a IFC como uno de los aliados de la eléctrica a la hora de proporcionar financiación para sus proyectos en todos los ámbitos de actuación, desde parques fotovoltaicos y eólicos hasta hidrógeno verde, pasando por redes inteligentes”, añadió.

COLABORACIÓN MÁS AMPLIA EN POLONIA, MARRUECOS O ASIA.

Por su parte, el vicepresidente de IFC para Europa, Latinoamérica y el Caribe, Alfonso García Mora, se mostró “orgulloso” de la colaboración con Iberdrola en mercados emergentes y afirmó que los préstamos firmados con Neoenergia “representan un primer paso para una colaboración más amplia que impulsará la transición energética en Brasil, Polonia, Marruecos y el sudeste asiático”. “Iberdrola, como pionera en la industria, es un aliado estratégico para IFC”, dijo.

En estos países, la energética ya está avanzando en varios proyectos renovables. En Polonia, la compañía está desarrollando junto con SeaWind una cartera de eólica marina de 7.300 megavatios (MW).

Además, hace un par de años en Vietnam, Iberdrola adquirió Sowitec Vietnam, una compañía con una cartera renovable de 550 MW en desarrollo, distribuida en seis proyectos: cinco parques eólicos y un proyecto fotovoltaico flotante de 50 MW.

La relación de IFC con Iberdrola se remonta a 1998 con la financiación a las filiales de Iberdrola en Bolivia (Electropaz). Posteriormente, en el año 2000, el grupo trabajó con IFC en proyectos en Brasil (Termopernambuco), y la relación se ha mantenido hasta hoy a lo largo de varios proyectos.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.