Insure Our Future reconoce avances a Mapfre en la desinversión en energías fósiles, pero pide “más ambición”

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Mapfre ha reducido su apoyo a la industria del carbón, pero “debe demostrar más ambición” con respecto a los sectores del gas y del petróleo, según el quinto informe anual de Insure Our Future, una coalición de organizaciones cuyo objetivo es “presionar” a las empresas del sector del seguro para que dejen de asegurar proyectos de combustible fósiles.

El informe, presentado hoy y en el que también colabora el Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA), recoge que Mapfre ocupa el séptimo puesto en materia de suscripción y el octavo en materia de desinversión en energías fósiles, lo que supone un progreso con respecto a 2020, cuando ocupaba los puestos decimoquinto y decimocuarto en estas materias, respectivamente.

Considera como una “mejora” los nuevos compromisos adoptados por Mapfre el pasado mes de febrero, si bien afirma que están “muy por debajo” de las mejores prácticas en el sector asegurador y, por tanto, de la “ambición necesaria” para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.

El abogado del IIDMA, Quentin Aubineau, ha señalado que la clasificación de Mapfre “no puede ocultar las carencias de sus nuevos compromisos en materia de carbón y de extracción de gas y petróleo en el Ártico. Es esencial que MAPFRE se base en la ciencia con el objeto de reforzar sus compromisos en relación a los combustibles fósiles y contribuya a la descarbonización de la economía”.

A nivel internacional, el informe concluye que si bien 14 aseguradoras tienen políticas de exclusión de las arenas bituminosas, solamente la francesa AXA, la italiana Generali y la australiana Suncorp han adoptado compromisos en relación al petróleo y el gas, a pesar de las advertencias de la Agencia Internacional de la Energía y del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) acerca de que la expansión de los combustibles fósiles es incompatible con el cumplimiento del Acuerdo de París.

En este sentido, el informe recuerda que diez aseguradoras representan el 70% del mercado mundial de seguros de petróleo y gas, entre ellas, AIG, Travelers, Zurich, Allianz, Chubb, Liberty Mutual y Mapfre, por lo que “podrían acabar con más de la mitad de las suscripciones del sector”.

Además, señala que las aseguradoras reciben anualmente 18.500 millones de dólares por sus primas de petróleo y gas, una cifra “irrisoria” en comparación con los ingresos totales que generan.

Por otro lado, Insure Our Future apunta a un análisis de Société Générale donde se recoge que las aseguradoras con políticas sólidas en materia de carbón y ASG “están añadiendo miles de millones a su valor”, por lo que “reducir la exposición al petróleo y al gas podría desbloquear una prima verde adicional para el sector”.

El coordinador internacional de la campaña Insure Our Future, Peter Bosshard, ha alertado de que el sector asegurador está “abandonando el liderazgo climático” al seguir suscribiendo nuevos proyectos de petróleo y gas.

DISMINUYE EL APOYO AL CARBÓN

No obstante, el informe destaca que, desde 2017, 35 aseguradoras han retirado la cobertura del carbón, frente a las 23 de hace un año, incluyendo más del 50% del mercado mundial de reaseguros.

“Las empresas del carbón se enfrentan ahora a un aumento de las primas, a una reducción de la cobertura y a dificultades para encontrar un seguro”, añade al respecto.

Por geografías, las aseguradoras europeas continúan liderando la salida del carbón, mientras que las japonesas y coreanas empezarían a seguir el ejemplo europeo y estarían desarrollando políticas “más sólidas” que la mayoría de las aseguradoras estadounidenses.

Insure Our Future también señala que la decisión del gobierno chino de dejar de construir centrales eléctricas de carbón en el extranjero “podría suponer el fin del apoyo de las aseguradoras chinas a nuevos proyectos de carbón fuera del país”.

Por otro lado, la organización considera que el mercado mundial de los contratos de reaseguro, que representa más de 500.000 millones de dólares, sigue siendo “una laguna importante” en materia de exclusión del carbón.

Mientras varias reaseguradoras habrían adoptado políticas para excluir el reaseguro directo del carbón, sólo Swiss RE and SCOR han anunciado planes para eliminar el carbón de su negocio de contratos de reaseguro, mientras Munich Re y Hanover RE estarían considerando medidas similares.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.