La Asociación Hipotecaria prevé un freno en la contratación de hipotecas y un aumento del tipo variable

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

La Asociación Hipotecaria Española (AHE) ha avisado de que la inflación y la normalización monetaria podrían provocar un freno en la formalización de nuevas operaciones hipotecarias y prevé que en los próximos meses cobren de nuevo impulso de los préstamos a tipo variable.

Así lo pone de manifiesto en su último boletín trimestral, en el que explica que la subida del Euríbor en lo que va de año responde a la expectativa de una próxima subida de tipos de interés, en un escenario en el que la guerra en Ucrania y el carácter menos transitorio de la inflación estaría sirviendo como caldo de cultivo para que el Banco Central Europeo (BCE) emprenda una maniobra hacia la normalización de su política.

La actividad hipotecaria durante el cuarto trimestre de 2021 se mantuvo muy dinámica, con un volumen de inscripciones de hipotecas sobre vivienda de 105.400 operaciones (+25%) y un capital otorgado de 14.800 millones de euros (+29%).

En términos globales, 2021 cerró con un volumen de hipotecas sobre viviendas de 417.500, lo que representa un incremento anual del 24%, al tiempo que el capital de las operaciones inscritas se incrementó un 27%, hasta 57.582 millones de euros. “Se trata un resultado que evidencia la buena marcha del mercado comparativamente con otros ejercicios, pues habría que remontarse a 2010 para encontrar un registro superior”, resalta.

Sin embargo, la AHE apunta que dicha evolución “podría moderarse en los próximos meses” por la existencia algunos riesgos a la baja en la actividad, derivados de la escalada de la inflación y la posible normalización de la política monetaria.

“Se antoja complicado establecer proyecciones sobre la evolución futura del mercado, si bien, se puede entender que las consecuencias del entorno actual de precios y el posible endurecimiento de la política monetaria podrían provocar un freno en la formalización de nuevas operaciones, de manera que vayan remitiendo los niveles de máximos en los que se ha instalado la actividad durante el año 2021 en tanto más se prolongue el escenario de incertidumbre”, señala en su informe.

En el último cuatrimestre de 2021, las hipotecas a tipo fijo siguieron la tendencia al alza iniciada en el último lustro, hasta suponer el 60% de los nuevos contratos, aunque en vista de la situación actual de tipos de interés, la Asociación Hipotecaria prevé que dicha tendencia se suavice y cobren de nuevo impulso las operaciones a tipo variable.

“Es posible que a futuro se estructure de otra manera el mercado. Por un lado, los deudores, para protegerse de las subidas de tipos de interés, seguirán optando por las operaciones a tipo fijo, mientras que, por otro lado, la oferta crediticia se reorientará, como está sucediendo ya, hacia los préstamos a tipo variable por cuanto proporcionan a las entidades una planificación más estable dentro un horizonte de previsible subida de tipos de interés”, ha explicado la Asociación.

LA SUBIDA DEL EURÍBOR PUEDE PERJUDICAR LA CAPACIDAD DE REPAGO

La Asociación Hipotecaria Española ha constatado que, en general, el volumen de crédito dudoso ha continuado mostrando una evolución favorable, aunque se advierten algunos riesgos derivados de una pandemia todavía no superada y un menor avance económico a causa de una inflación más persistente.

Dentro de las exposiciones del sector privado residente, la ratio de dudosos de la financiación a la adquisición de vivienda se mantuvo en el 3%. Aunque este segmento de crédito no ha evidenciado señales de deterioro hasta el momento, la AHE advierte una cierta moderación en el proceso de reestructuración y saneamiento.

Además, avisa de que este proceso podría mostrar un menor avance si se mantiene al alza la evolución del Euríbor, en la medida en que podría perjudicar la capacidad de repago de los préstamos existentes, a lo que se sumaría el impacto económico derivado de un contexto de elevada inflación.

Aunque las actividades productivas también mejoraron su ratio de morosidad, el informe advierte de que algunos de los segmentos de mercado más afectados por la crisis sanitaria, como la hostelería o el sector de transportes, “concentran más riesgos que podrían agravarse si, por un lado, la invasión rusa genera más tensiones en la cadena de suministros, y, por otro lado, vencen los periodos de carencia de las operaciones avaladas por el ICO como está previsto a lo largo del ejercicio”, avisa la AHE.

En cualquier caso, la asociación señala que todo dependerá también de la efectividad que muestre el nuevo paquete de ayudas públicas, aprobado recientemente por el Gobierno para mitigar el impacto de la guerra en Ucrania.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.