La CNMC pide a las distribuidoras de Endesa y Naturgy que oferten fraccionar el pago de facturas atrasadas

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado dos resoluciones en las que solicita a las distribuidoras de electricidad UFD (Naturgy) y E-Distribución (Endesa) el envío de ofertas para el fraccionamiento o el aplazamiento del pago a las comercializadoras afectadas por los retrasos en la facturación desde el 1 de junio de 2021.

Según detalla este martes la CNMC en un comunicado, el objeto de las resoluciones, jurídicamente vinculantes, es que las comercializadoras puedan negociar un aplazamiento de pago de facturas de peajes y cargos, “teniendo en cuenta que durante los meses que ha tenido lugar el retraso de facturación habrían abonado la energía en el mercado por adelantado sin posibilidad de poder facturar a sus clientes”.

El organismo regulador ha señalado que desde el pasado 1 de junio ha recibido “numerosas reclamaciones” contra las distribuidoras de electricidad de Naturgy y Endesa por la “ausencia o retraso en la emisión de facturas a los clientes finales”, una situación derivada de que estas no han remitido a las comercializadoras las lecturas correspondientes al consumo de cada usuario.

“Al no disponer de los datos de consumo, las comercializadoras afectadas tampoco han podido emitir las facturas finales a sus clientes con todos los importes. Esa situación impacta tanto en las comercializadoras, que no pueden emitir las facturas finales, como en sus clientes, que acumulan varios meses sin pagar”, ha subrayado la CNMC.

El pasado diciembre la CNMC aprobó un acuerdo en el que se recordaba a los consumidores su derecho al fraccionamiento de la deuda cuando la distribuidora es la responsable del retraso o la falta de emisión de facturas, al igual que sucede con los errores en el contador o cuando son de tipo administrativo.

En estos casos el consumidor tiene derecho a fraccionar el pago de la deuda en tantas facturas mensuales como meses haya estado sin recibir la factura, ha detallado el regulador, que también ha apuntado que la comercializadora debe proponer al cliente la posibilidad de aplazar el pago.

“Para ello, deberá poner todos los medios a su alcance y promover que este solicite el fraccionamiento de la deuda en mensualidades si así lo desea”, subraya.

IMPACTO DE LOS RETRASOS EN LAS COMERCIALIZADORAS

En el contexto actual de precios altos en los mercados eléctricos, la situación está generando “tensiones financieras”, especialmente en el caso de las pequeñas comercializadoras, indica la CNMC.

En esa línea, apunta que las comercializadoras afrontan diariamente las compras de energía en el mercado mayorista para el consumo de sus clientes, “pero no pueden facturarles porque no disponen de las lecturas de peajes y cargos que emite el distribuidor. Además, una vez regularizada la situación, el fraccionamiento del pago al cliente les supone un nuevo retraso en sus cobros”, añade.

Por ello, el organismo señala que las distribuidoras deberán ofrecer a “todas las comercializadoras con las que han tenido facturas retrasadas desde el 1 de junio de 2021” un aplazamiento o fraccionamiento de las facturas de peajes y cargos retrasadas que no puede ser inferior al tiempo medio de retraso, “siendo recomendable que se ofrezca el triple” de ese periodo.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.