La flexibilización de las medidas de apoyo al vino permite la mejora de la gestión de la cosecha en verde

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este miércoles la modificación del Real Decreto 1363/2018, para la aplicación de las medidas del programa de apoyo 2019-2023 al sector vitivinícola español para la mejora de su competitividad tras el impacto del coronavirus, que aprobó ayer el Consejo de Ministros.

En concreto, esta modificación permite la adaptación de las medidas de reestructuración y reconversión de viñedos, de inversiones en bodegas y de promoción en terceros países al nuevo escenario de flexibilidad introducido para el ejercicio 2021 por las recientes modificaciones de los reglamentos comunitarios aprobados en 2020 por el coronavirus, aunque el grueso de estas modificaciones se encamina a la mejora en la gestión de la cosecha en verde.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, reiteró ayer durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que estos cambios permitirán ayudar a un sector como el vitivinícola que es «tan importante para la economía nacional, para la agricultura y la España rural».

De esta forma, esta nueva norma añade elementos de flexibilización tanto en el pago de la ayuda, eximiendo de determinadas penalizaciones, como en la modificación de las operaciones, permite aumentar la participación de la Unión Europea en las ayudas y flexibiliza determinados plazos y procedimientos en el ejercicio financiero.

COSECHA EN VERDE

Con esta modificación se ha aprovechado para dar aplicabilidad real a las disposiciones que ya regulaban la cosecha en verde, sobre la que se ha constatado que requiere una adaptación urgente para su aplicación eficaz en 2021.

El 2020, primer año de aplicación efectiva de la cosecha en verde, se vio condicionado por la crisis del coronavirus, por lo que requirió la aplicación de una ayuda excepcional que se instrumentó mediante el Real Decreto 557/2020, de 9 de junio.

De esta forma, los principales cambios en la medida de cosecha en verde que recoge el BOE se focalizan en el sistema de puntuación de las parcelas de viñedo objeto de ayuda, donde se han establecido siete criterios de prioridad elegibles, un sistema de desempate en caso de igualdad de puntuación, y la modificación en la forma de pago de la ayuda que aporta mayor precisión utilizando el rendimiento medio de la parcela en los tres últimos años para el cálculo de la ayuda.

De esta forma, se podrán acoger a la ayuda a la cosecha en verde los viticultores cuyos viñedos se destinen a la producción de uva para vinificación y que en el momento de solicitar esta ayuda estén inscritos en el Registro Vitícola los viticultores, como explotadores o cultivadores, así como las parcelas objeto de solicitud de ayuda.

Además, el apoyo a la cosecha en verde solo podrá concederse para estos tres tipos de vendimia como son la manual, la mecánica y la química.

El BOE recoge un tercer y último grupo de modificaciones consecuencia de mejoras derivadas de la experiencia en la gestión. Así, en la medida de promoción se ha incluido un nuevo apartado en aras de su más exacto cumplimiento. Asimismo, para evitar ambigüedades en la gestión se ha precisado la definición de empresa vitícola y se han concretado plazos.

Por otro lado, en la medida de destilación de subproductos se ha modificado la redacción del artículo 54 para precisar el momento en que las destilerías tienen que estar autorizadas, mientras que en la medida de reestructuración y reconversión de viñedo se han adaptado, con base en las modificaciones de los reglamentos mencionados anteriormente, plazos, el incremento temporal de la contribución de la Unión Europea, el procedimiento de pago y los controles.

El Programa de Apoyo al Sector del Vino en España (Pasve) está dotado de 202,147 millones de euros anuales para medidas específicas que contribuyan a aumentar la competitividad del sector vitivinícola nacional.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.