La hibridación de baterías con fotovoltaica impulsará el almacenamiento a gran escala en España, según estudio

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La hibridación de baterías con tecnología fotovoltaica será el modelo más viable para el desarrollo del almacenamiento a gran escala en España, según el informe ‘El papel del almacenamiento en la transición energética’, elaborado por PwC y el Ciemat, y publicado por Fundación Naturgy.

El estudio sostiene que las baterías son una tecnología clave para avanzar en la descarbonización del sistema eléctrico español, y que para su integración es necesario un gran desarrollo tecnológico, grandes inversiones y que se regule adecuadamente su participación en el sistema.

España tiene por objetivo que en 2030 el 74% de la generación eléctrica sea renovable, para lo cual prevé incorporar 57 gigavatios (GW) de potencia renovable y 6 GW de almacenamiento (2,5 GW de baterías), con el objetivo de cubrir parte de sus necesidades de respaldo y flexibilidad, según lo establecido en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

En este sentido, la Estrategia de Almacenamiento del Gobierno considera hasta 20 GW la capacidad de almacenamiento prevista a 2030 “lo que indica la tendencia creciente de penetración de estas tecnologías en España para complementar la firmeza y flexibilidad del sistema eléctrico”, según el informe.

En este escenario, las baterías deberán formar parte de un mix de tecnologías de respaldo que permitan cubrir de forma eficiente todas las necesidades del sistema, ayudando a adecuar la oferta-demanda y colaborando además a aplanar la curva de precios.

No obstante, el informe subraya que para la integración de las baterías como una tecnología clave en la descarbonización del sistema eléctrico es necesario “un gran desarrollo tecnológico, grandes inversiones y que se regule adecuadamente su participación en el sistema”.

“La fuente de ingresos de las baterías va a venir determinada por la capacidad que tengan de arbitrar precios en el mercado y de participar o en servicios de ajuste o pagos por capacidad”, señaló Oscar Barrero, socio líder del sector Energía de PwC, quien destacó que en ningún país hay una única fuente de ingresos que hace viables las baterías, “sino una combinación de estas tres”.

BATERÍAS COMERCIALMENTE VIABLES A 2025.

Asimismo, los autores del informe consideran que España “no está tan lejos de tener baterías comercialmente viables a 2025 ligadas a plantas renovables, especialmente teniendo en cuenta el contexto actual de Fondos Europeos que va a acelerar las inversiones necesarias”.

De todas maneras, el estudio advierte de que el mayor problema a solucionar radica en “la incertidumbre” en los ingresos por respaldo y servicios de ajuste, “que son claves para que las baterías tengan una expectativa de recuperación de costes razonable”.

Asimismo, las baterías de ion-litio se han posicionado como el almacenamiento ideal para proporcionar almacenamiento estacional para periodos cortos. Su coste ha caído un 84% desde 2010 y se espera que siga haciéndolo en los próximos años.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.