La industria de alimentación y bebidas redujo un 5,3% su producción en 2020 por el impacto del coronavirus

La pandemia frena el empleo y desaparecen más de 3.000 empresas, aunque las exportaciones crecen un 4,4%

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La industria de alimentación y bebidas recortó un 5,3% su producción en 2020, hasta los 129.854 millones de euros, debido al impacto del coronavirus, que pone fin a seis años consecutivos de crecimiento, según se desprenden de los datos del ‘Informe Económico Anual’, elaborado por la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB).

En concreto, las restricciones impuestas sobre el canal de la hostelería y la paralización del turismo han impulsado este decenso en la producción del sector.

“El 2020 ha sido un año difícil, pero el sector ha mostrado ser resiliente, vital y esencial. Hemos sufrido un descenso del 5,3% que nos ha hecho perder del techo de los 130.000 millones de euros y estábamos esperanzados en alcanzar los 140.000 millones, pero el cierre de la hostelería y la falta de turismo ha afectado y el incremento del consumo del hogar no ha compensado estas caídas”, ha señalado el director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo, durante la presentación de los resultados del año.

En línea con la producción, el Valor Añadido Bruto (VAB) también cae un 8,37% por el efecto del Covid-19, hasta los 24.594 millones de euros. La participación del VAB de los alimentos y bebidas sobre el total de la economía se mantiene en torno al 2,4% y en el 14,75% del total de la industria.

El informe constata que el sector ha acusado especialmente los efectos de las restricciones sobre la hostelería y de la paralización de turismo. De hecho, el consumo en el hogar en 2020 registró un repunte del 16,15%, hasta alcanzar los 71.319,9 millones de euros entre los meses de enero y noviembre, pero no compensó las caídas de bares y restaurantes y de turismo.

SE FRENA EL CRECIMIENTO DEL EMPLEO Y DESAPARECEN 3.241 EMPRESAS

Por otro lado, el empleo en la industria de alimntación y bebidas cayó un 1,1% en la cifra de afiliados a la Seguridad Social, pero el tejido empresarial se mantuvo por encima de las 30.000 empresas, a pesar de que la crisis sanitaria haya provocado la desaparición de 3.241 firmas, y con 431.800 trabajadores directos, 4.900 menos.

El comportamiento del empleo a partir de marzo muestra el deterioro económico y social producido por la pandemia, puesto que las cifras acumuladas hasta febrero mantenían una tónica favorable, mientras que el descenso experimentado en marzo de 2020, inicio del confinamiento, ya fue del 1,7%.

Sin embargo, la aplicación de los ERTE ha contribuido, como en el resto de sectores, a amortiguar el golpe, aunque actualmente hay 8.000 trabajadores afectados por ERTE.

Respecto a los Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se están dando ya en el sector, García de Quevedo ha reconocido que se “verán más o menos, dependiendo de las expectativas de recuperación de la hostelería y del turismo”.

CRECEN LAS EXPORTACIONES

Por otro lado, las exportaciones de alimentos y bebidas españolas en 2020 se incrementaron un 4,4%, hasta situarse en los 33.945 millones de euros, impulsado sobre todo por la demanda china de productos cárnicos. Así, España se sitúa como la cuarta potencia exportadora europea y la octava a nivel mundial en valor.

Debido a la pandemia, el saldo comercial de la industria de alimentación y bebidas se situó en los 12.608 millones de euros, lo que supone un “dato extraordinario” tras un considerable aumento impulsado por la caída de las importaciones.

En un ejercicio marcado por la crisis sanitaria, García de Quevedo ha calificado de “dato muy positivo” que la base de las empresas españolas que decidieron exportar en este contexto aumentara en un 1,3%.

Respecto a 2021, el director general de FIAB se ha mostrado optimista de mejorar los datos de 2020, ya que España es una “fortaleza exportadora”. “Va a ser un buen año para la exportación, pero necesitamos que reabra ya el mercado de las ferias. Además, con el tema de los aranceles de Estados Unidos solventado será un buen año”, ha avanzado.

Por mercados, la UE se mantiene como el principal destino al absorber el 54,9% de las exportaciones españolas, pero va perdiendo peso en favor de otros mercados. Francia, con 4.951 millones de euros, lidera la clasificación, seguida por Portugal (3.461 millones de euros), Italia (3.440 millones de euros) y Alemania (1.864 millones de euros).

Mientras que fuera de la UE destaca China, con 3.725 millones de euros, que en la clasificación general se sitúa como segundo socio comercial por el crecimiento de la demanda de productos cárnicos; Reino Unido (2.151 millones de euros) y Estados Unidos (1.885 millones de euros).

PREVÉ RECUPERAR REGISTROS PRE-COVID EN 2022 Ó 2023

Por su parte, el secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Fernando Miranda, ha señalado que 2020 ha sido un ejercicio “difícil” para la industria de la alimentación y bebidas, pero que ha sido “resilente” y ha sabido responder a la crisis sanitaria de forma “ejemplar”.

Miranda se ha mostrado optimista en que la industria de alimentación y bebidas alcance el hito histórico de ventas de 140.000 millones de euros pronto, pero advierte de que dependerá del ritmo de vacunación y la inmunidad. “No tengo una bola de cristal, pero para recuperar la senda de 2019, el horizonte será en 2022 ó 2023”, ha subrayado.

Por su parte, Mauricio García de Quevedo comparte la misma previsión de recuperación para 2022-2023, pero ha advertido que para el crecimiento de 2021, que podría rondar entre el 2% y el 3%, “dependerá de la llegada de turistas y la aceleración en la apertura de la hostelería, pero hay mucha incertidumbre”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.