La industria estima que el FNSSE asestará un “golpe” de 2.500 millones y pide eximir al sector manufacturero

Pide que el coste del Recore se traslade a los Presupuestos Generales del Estado

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La Alianza por la Competitividad de la Industria Española, constituida por las grandes organizaciones empresariales de los sectores de automoción, refino, papel, química y farmacia, alimentación y bebidas, cemento y siderurgia, ha pedido este miércoles que se excluya al sector manufacturero del Fondo Nacional de Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE).

La organización ha argumentado que en los términos actuales del FNSSE, que prevé aprobar el Gobierno para extraer del recibo de la luz los costes asociados al régimen retributivo específico de las renovables, cogeneración y residuos (Recore) y trasladarlos progresivamente a todos los sectores energéticos, “supondría asestar un golpe de 2.500 millones de euros a la competitividad industrial, ya maltrecha por la escalada de los costes energéticos”.

- Publicidad-

En el caso de su puesta en marcha, la asociación calcula que el coste acumulado para la industria entre 2022 y 2026 superaría los 2.500 millones de euros, al tiempo que considera que este impacto lo asumirían principalmente las industrias dependientes del gas y los consumidores industriales medios e intensivos de electricidad.

Por ello, “no entiende” que el Congreso reactive en “el peor de los momentos” la tramitación del FNSSE, debido a que, en su opinión, las medidas como el mecanismo de tope al gas para la generación eléctrica o las subastas inframarginales, que aún no se han celebrado, “no han conseguido a día de hoy minorar el impacto en la industria de unos costes energéticos que siguen desbocados”.

No obstante, la asociación valora de forma positiva que se extraigan los “costes impropios” del conjunto de cargos regulados del sistema eléctrico, puesto que consideran que “redundará en la reducción del precio final para consumidores domésticos e industriales”.

“Pero debe hacerse sin comprometer la competitividad y el futuro de la industria española. El futuro régimen de compensaciones previsto en la actual redacción excluye al 80% de la industria productiva y exportadora española y, además, corre el riesgo de ser considerado como ayuda de Estado ilegal por Europa”, ha resaltado la alianza de patronales.

En este contexto, ha solicitado que el coste del Recore sea trasladado íntegramente a los Presupuestos Generales del Estado de manera progresiva para paliar el impacto en un solo ejercicio, o, en caso de que no fuera posible, que se exima totalmente del FNSSE a la industria manufacturera.

La asociación ha incidido en que la industria española ha perdido, desde la crisis económica de 2008, “un 23% del tejido productivo y un 19% del empleo” y que se encuentra en una “situación límite” por la escalada de los precios del gas y la electricidad.

La Alianza por la Competitividad de la Industria Española está constituida por Anfac y Sernauto (automoción), AOP (refino), Aspapel (papel), Feique (química y farmacia), FIAB (alimentación y bebidas), Oficemen (cemento), Primigea (materias primas minerales) y Unesid (siderurgia).

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.