La OCDE aprecia un «crecimiento estable» de España

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La economía española mantiene signos estables de crecimiento, según el índice compuesto de indicadores líderes (CLI) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que sirve de termómetro económico para detectar cambios de tendencia en la actividad y que, para el conjunto de la zona euro, aprecia un «incremento regular» del ritmo de recuperación.

En el caso de España, el índice de la OCDE se situó en marzo en 96,30 puntos frente a los 95,96 del mes anterior, lo que representa un avance de 0,36 puntos en un mes y de 1,03 puntos en el último año.

«El CLI para España sigue apuntando a un crecimiento estable, con la mayor contribución positiva este mes de la confianza del consumidor, los indicadores bursátiles y, en menor medida, también del indicador correspondiente al sector de la construcción», explicaron a Europa Press desde la organización con sede en París.

Para el conjunto de la OCDE, la lectura de marzo del CLI ha aumentado hasta los 100 puntos desde los 99,77 del mes anterior, lo que implica un incremento mensual de 0,22 puntos y anual de 2,84, equivalente a un «crecimiento estable».

Entre las mayores economías del ‘think tank’ de los países avanzados, el indicador de la eurozona se situó en marzo en 99,32 puntos desde los 99,10 del mes anterior, con una mejora mensual de 22 centésimas y de 3,01 puntos en doce meses, lo que se interpreta por la OCDE como un «incremento regular» del ritmo de recuperación desde el crecimiento estable sugerido en meses anteriores.

Entre las mayores economías europeas, mientras los correspondientes CLI apuntan a un «incremento regular» en la evolución económica de Alemania e Italia, para los que anteriormente señalaba un ritmo de «crecimiento estable, diagnóstico que sigue manteniendo para Francia y que asigna en marzo a Reino Unido, donde con anterioridad se apreciaba un continuado debilitamiento.

De su lado, el termómetro económico de la OCDE también aprecia una mayor intensidad en el ritmo de recuperación de la economía estadounidense, cuyo CLI se elevó en marzo a 100,15 puntos, frente a los 99,83, con un aumento de 0,32 puntos mensuales y de 2,88 en un año, lo que sugiere un «incremento regular».

El organismo presidido por Ángel Gurría ha recordado que la lectura de este indicador se debe interpretar «con cuidado» debido a que las fluctuaciones de los componentes subyacentes «probablemente estén influidas» por las medidas cambiantes para contener la Covid-19 y el progreso de las campañas de vacunación.

Asimismo, ha recordado que el valor de los indicadores debe considerarse como una indicación de la fuerza de la señal más que como una medida del grado de crecimiento de la actividad económica.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.