La ‘startup’ Forest Bank permite la eliminación de la huella personal de carbono a coste cero

Devolverá a sus clientes el importe gastado en su proyecto de mitigación de huella a partir de la venta de los bonos de carbono

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Forest Bank ofrece ser ‘Cero emisiones’ netas por primera vez a través de proyectos forestales en España mediante el primer servicio de compensación de huella en el mundo que devolverá el importe de la aportación a sus clientes gracias a la venta de bonos de carbono, según ha informado en un comunicado.

“Hemos detectado que hay muchas personas que desean eliminar su huella de CO2 por completo y hasta ahora nadie les ha ofrecido una solución integral”, han afirmado desde la firma que presentan estos días en el Salón de Emprendimiento Digital (DES) de Málaga este proyecto, que ha pasado un año en el programa de incubación de ‘La Nave’.

- Publicidad-

Además, desde Forest Bank se han comprometido a devolver a sus clientes la totalidad del importe gastado en su proyecto de mitigación de huella a partir de la venta de los bonos de carbono generados por los árboles plantados para sus usuarios, ya que la propuesta de la ‘startup’ es llevar a sus clientes a ser cero emisiones netas con cientos de árboles plantados para cada uno.

Así, por cada tonelada de dióxido de carbono (CO2) al año que sus usuarios necesitan compensar, Forest Bank planta los árboles suficientes para que esos 1.000 kilogramos (kg) de carbono sean fijados anualmente (entre 80 y 300). De esta manera, Forest Bank no solo certifica el carbono absorbido en cada proyecto forestal, sino que sus clientes son cero emisiones netas.

La ‘startup’ opera como si fuera el banco personal de árboles para sus clientes, aunque cada persona puede contratar la compensación que quiera, desde Forest Bank primero evalúan cuánto emiten sus clientes y a continuación hacen siempre la misma propuesta: reducir y compensar hasta alcanzar las cero emisiones netas anuales.

Esto se consigue mediante su modelo masivo, por el que sus clientes adquieren el derecho sobre uno, dos o más bonos de carbono anuales, que pueden ser subastados en los mercados de carbono. Así, al precio actual, la devolución del 100% de la aportación se daría alrededor de los 20 años, pero con los bonos subiendo, seguramente el reembolso se realizaría en “mucho menos tiempo”, como señalan desde la empresa.

“No somos un producto financiero, no ofrecemos beneficios. Con la venta de los bonos de carbono nuestros usuarios recuperan su aportación inicial y multiplican el impacto de esta, porque el resto del dinero se reinvertirá en seguir reforestando. Todo a coste cero final. Es un modelo de negocio en el que la subida de los bonos sirve para plantar más árboles. Todos ganan, sobre todo el planeta”, han explicado desde Forest Bank.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.