La Unidad de Inteligencia Financiera de Andorra certificó que BPA cumplía la normativa en 2012

La defensa dice que está “en entredicho la cadena de custodia” de documentos

ANDORRA LA VELLA (ANDORRA), 17 (EUROPA PRESS)

El ex CEO de Banca Privada de Andorra Joan Pau Miquel ha mostrado en pantalla durante la cuarta jornada del juicio por el ‘caso BPA’ un certificado de la Unidad de Inteligencia Financiera de Andorra (UIFAnd) emitido el 2012 que afirma que BPA cumplía “rigurosamente” la normativa.

Miquel ha declarado este jueves delante el Tribunal de Corts –de lo penal– que un organismo como la UIFAnd, cuando hace un certificado, “debe ser con conocimiento sobre el fondo de lo que está diciendo”, y más cuando va firmado por el jefe de la unidad.

Asimismo, ha señalado que ni la UIFAnd ni el entonces Instituto Nacional Andorrano de Finanzas (INAF) –ahora Autoridad Financiera Andorrana (AFA)– habían hecho recomendaciones a BPA para corregir sus prácticas.

En este punto, el ex consejero delegado de BPA ha manifestado que hubiera “estado encantado” de tener avisos y recomendaciones cada año, y más que hubieran contenido recomendaciones relacionadas con la prevención del blanqueo.

Lo ha dicho después que, a petición del fiscal, se hayan presentado dos avisos del INAF del 2007 y 2011 en los que se señala una “falta de transparencia hacia el controlador”.

Para Miquel, la falta de transparencia que manifiesta el INAF es por cosas que no estaban obligados a informar y ha apuntado que tampoco se sancionó a la entidad.

Más adelante, en febrero del 2015 –un mes antes de la intervención de BPA–, la UIFAnd emitió un comunicado prohibiendo las transacciones de efectivo, que el ex ceo de BPA ha asegurado que antes no se habían regulado.

De esta manera, Miquel ha mostrado a la sala un documento Excel, que servía de control, en el que se anotaban este tipo de transacciones, y ha asegurado que se facilitaba a los auditores.

CUSTODIA DE DOCUMENTOS

Al inicio de esta cuarta jornada de vista, un letrado de la defensa ha hecho una protesta para que quedara constancia que está “en entredicho la cadena de custodia” de los documentos.

La protesta ha llegado después de hablar de un informe incluido en el sumario que hace referencia a unos anexos que no se encuentran en el expediente.

El presidente del Tribunal, Enric Anglada, ha recordado que este asunto ya se había resuelto al tratar cuestiones previas presentadas al inicio del juicio (2018), pero que si se reiteraba durante la vista se resolvería de nuevo la cuestión en la sentencia.

Otra abogada ha señalado que constaba en el sumario el acta del secuestro de los documentos y el fiscal ha añadido que había “agendas personales” de Miquel que en este ya no se encontraron.

Anglada ha asegurado que el Tribunal es conocedor que “hay cosas que han desaparecido antes del secuestro” de la documentación, por lo que no se pueden tener en cuenta en la causa.

El juicio por el ‘caso BPA’ se reanudó este lunes 14 de junio en la sala Magna de la Sede de la Justicia andorrana con la declaración del entonces consejero delegado (CEO), Joan Pau Miquel.

Este juicio, con 25 acusados, es el primero del ‘caso BPA’, que comportó la intervención y liquidación del banco andorrano por presuntas irregularidades y blanqueo de capitales en el 2015.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.