Las consultoras aumentaron sus ingresos en un 9,5% el año pasado y esperan un crecimiento del 6,3% para 2022

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Las empresas del sector de la consultoría aumentaron sus ingresos el año pasado en un 9,5% hasta los 15.921 millones de euros y esperan un incremento del 6,3% este año, con lo que estos se situarían en torno a los 17.000 millones.

Así lo revela el informe ‘La consultoría española. El sector en cifras 2021’, elaborado por la Asociación Española de Consultoría (AEC) y presentado este miércoles.

La previsión de crecimiento viene impulsada por el cambio tecnológico que están experimentando todos los sectores económicos y por la ejecución de los proyectos derivados de los fondos europeos. No obstante, la asociación ha reconocido que hizo la pregunta a las entidades en marzo, cuando ya había estallado la guerra, pero se preveía que su resolución fuera más rápida.

- Publicidad-

La presidenta de la patronal, Elena Salgado, ha destacado que 2021 fue un “buen año” para el sector y ha destacado que en comparación con el PIB nominal, este ha crecido dos puntos porcentuales por encima.

El informe destaca que el crecimiento experimentado por el sector ha venido impulsado por los ingresos tanto en el mercado nacional como en el exterior, al aumentar un 3,9% y un 29,6%, hasta los 11.784 y los 4.137 millones, respectivamente.

Por áreas, el ‘outsourcing’ mantuvo su liderazgo al concentrar el 48,1% de los ingresos, seguido de los servicios de desarrollo e integración, con el 30,2%, y el de consultoría, con el 21,7%.

El sector financiero, por su parte, fue el principal demandante de servicios de consultoría, al acumular el 30,5% de los ingresos, equivalente a 4.856 millones de euros. Le sigue la administración pública y el sector energético, con el 15,2% y el 13,1% de los ingresos, respectivamente.

La AEC prevé que este año el sector financiero continúe liderando la demanda de servicios de consultoría y concentre el 29,1% de los ingresos.

El número de empleados del sector en 2021 se situó en 227.000, un 11,9% más, en tanto que Salgado ha destacado que el número de mujeres y de hombres no es paritario, con solo un 32,2% de mujeres.

La presidenta de la AEC ha reconocido que el número de mujeres trabajadoras en el sector “no está creciendo de manera significativa”, por lo que “hay que seguir haciendo esfuerzos”.

Más del 61% de los trabajadores disponen de titulación universitaria y casi el 70% de los titulados viene de áreas STEM, si bien el informe destaca la contratación de formación profesional, que alcanzó el año pasado el 21,7% de la plantilla.

Salgado ha señalado que para aumentar el número de graduados en carreras STEM hace falta mejorar la educación de las matemáticas a todos los niveles y “hacer la tecnología atractiva”.

“Hay que ver la dimensión social de la tecnología, que la tiene y mucha (…). Tenemos que hacer que las niñas en los años de su adolescencia entiendan que estas ciencias tienen la misma cara social y humanista que dedicarse a enseñanza o medicina. En eso queda muchísimo trabajo por hacer”, ha destacado.

El estudio añade que el 29% de los nuevos contratos firmados en 2021 correspondieron a recién graduados sin experiencia profesional. Las empresas de consultoría invirtieron el año pasado 79 millones de euros en formación, el 16% más, y destinaron a su propia innovación el 4,5% de sus ingresos, unos 717 millones, el 25,6% más que el año anterior.

LA AEC CONFÍA EN LA FIRMA DEL CONVENIO

Salgado confía en que se llegará a un acuerdo para el convenio del sector, pese a los desacuerdos con los sindicatos, que convocaron para el pasado 23 de junio paros de dos horas para protestar por las propuestas de la patronal.

“Un convenio es un acuerdo, algo que a veces se olvida”, ha destacado, y ha señalado que este será tan amplio como permitan las partes, que comenzaron la negociación desde una perspectiva “ambiciosa”.

Además, ha incidido en que la AEC ha querido adoptar una táctica de negociación “discreta”, si bien ha señalado que todas las tácticas de negociación son legítimas.

La patronal presentó a la mesa negociadora del convenio una propuesta en la que se pedía ampliar la jornada máxima diaria hasta las 12 horas efectivas y considerar los sábados como jornada ordinaria.

Esa propuesta fue denunciada por los sindicatos públicamente, con lo que la patronal decidió romper las negociaciones, a lo que las organizaciones de trabajadores respondieron con movilizaciones por toda España y con el posterior paro de dos horas.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.