Las emisiones de bonos en el MARF aumentan un 160% y su volumen crece un 8% en 2021

Un informe de PKF Attest resalta la resiliencia del mercado alternativo de renta fija

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El número de emisiones de bonos en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) creció un 160% en el año 2021, hasta 21 operaciones cerradas, con un incremento del volumen de las operaciones del 8%, hasta 473 millones de euros, según recoge el informe elaborado por la división de Mercado de Capitales de la consultora PFK Attest.

El estudio tiene como objeto la revisión de la actividad reciente de largo plazo referente a las emisiones de bonos en el MARF, incluyendo bonos corporativos y de proyecto y excluyendo obligaciones titulizadas.

El informe pone en valor que el fuerte aumento del número de operaciones demuestra la “resiliencia” del MARF en un ejercicio “volátil e impredecible”, mientras que el crecimiento en el volumen de las mismas supone “un hito relevante”, teniendo en cuenta que en el año 2020 hubo emisiones voluminosas, como la de 200 millones de euros de Audax Renovables, que fue la mayor hasta la fecha en el MARF.

El tamaño medio de las operaciones fue de 20 millones de euros, por debajo de los 50 millones del año anterior, como consecuencia de que el volumen no creció al mismo ritmo que el número de operaciones.

En cuanto al perfil crediticio de las nuevas emisiones de bonos corporativos, se distribuyó entre ‘high yield’ (bonos de alto rendimiento), en un 55%, e ‘investment grade’ (grado de inversión), en un 45%. Por volumen, los bonos de grado de inversión abarcaron el 56% del total emitido.

El MARF nació en España en 2013 con el objetivo de convertirse en una alternativa de financiación no bancaria para las empresas y más de 100 compañías, de las que al menos seis son portuguesas, han acudido desde entonces en busca de financiación a este mercado, tanto en bonos como en pagarés.

El informe resalta que la creación de este nuevo mercado alternativo de deuda corporativa facilitó el acceso a nuevas fuentes de financiación, principalmente para las pymes españolas, contribuyendo a la potenciación de los mercados de crédito en España y a una mayor autonomía de las empresas, apoyada en el acceso a una nueva base inversora.

Según ha destacado la analista del equipo de originación en PKF Attest Capital Markets y autora del informe, Oihane Durán, “el MARF ha probado ser una alternativa real y eficiente para todos los integrantes del proceso de emisión”: permite al emisor posicionarse en el mercado de capitales y tener acceso a una mayor capacidad de financiación, mientras que puede aportar al inversor una rentabilidad competitiva, con una calidad de inversión y una mayor diversificación para su cartera.

“No cabe duda de que los agentes implicados debemos seguir trabajando para que el mercado siga evolucionando y así poner en común los intereses de ambas partes. Solo de esta manera nos aseguraremos de que este mercado siga siendo una alternativa efectiva y eficaz, como ha demostrado los últimos años, y como esperamos que siga siendo por muchos años más”, ha afirmado Durán.

LAS EMISIONES VERDES Y SOSTENIBLES GANAN PESO

El informe elaborado por PKF Attest Capital Markets también pone en relieve que la sostenibilidad ha ido ganando fuerza en el mercado de capitales en los últimos años. En este sentido, apunta que muchos inversores no buscan solo financiarse de la manera más eficiente posible, sino también contribuir a generar un impacto positivo en el medioambiente y la sociedad.

El MARF fue especialmente activo en las emisiones en este ámbito en 2021, con la emisión de alrededor de 450 millones de euros entre emisiones ‘verdes’ y vinculadas a la sostenibilidad desde diciembre de 2020. En cuanto a emisiones ‘verdes’ en dicho periodo, Audax Renovables, Greenalia, Valfortec y Biodiésel Aragón emitieron un total de 382 millones de euros, mientras que los emisores activos por el lado de los bonos sostenibles fueron Grupo Pikolin y Elecnor, con la emisión en el MARF de 67 millones de euros de deuda vinculada a la sostenibilidad.

La analista del equipo de originación en PKF Attest Capital Markets ha explicado que, entre otros factores que apoyan el desarrollo de los productos financieros que incorporan criterios de sostenibilidad, se ha demostrado que estos generan un mayor interés por parte de los inversores, lo que se traslada a una mayor demanda de los mismos y, consiguientemente, a una rebaja de su coste financiero.

La analista ha valorado la revisión por parte de la Unión Europea de la Directiva sobre informes de sostenibilidad corporativa, que ampliará la obligatoriedad de publicación de informes de sostenibilidad corporativa a todas las grandes empresas y pymes cotizadas. Ello resultará en que 49.000 sociedades presentarán esta información en el futuro, frente a las 11.600 que lo hacen actualmente.

“Si las negociaciones avanzan favorablemente para su aprobación, la nueva norma se aplicaría a los informes publicados en 2024, correspondientes al ejercicio 2023”, ha estimado la autora del informe, quien reconoce que, pese a que se van tomando pasos hacia una legislación más concreta en el ámbito de transparencia de la publicación e información de criterios ASG (ambientales, sociales y de gobernanza), todavía quedan en el camino muchos aspectos por desarrollar.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.