Las empresas españolas deberán incluir su grado de sostenibilidad en su información corporativa desde 2022

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Las empresas españolas deberán incluir en su información corporativa anual cuál es el grado de sostenibilidad de sus actividades productivas a partir de 2022, de acuerdo a la reciente regulación reglamentaria de la Unión Europea para impulsar la sostenibilidad en la actividad empresarial.

Así se ha puesto de manifiesto durante la sesión sobre finanzas sostenibles del IV Congreso Nacional de CFOs, que organiza la APD (Asociación para el Progreso de la Dirección), celebrada en Valencia.

El socio de KPMG responsable de Alicante y Murcia, Miguel Ángel Paredes, ha explicado que “las empresas deberán presentar en sus informes corporativos la proporción de sus actividades consideradas como sostenibles”.

En concreto, ha explicado que tendrán que recabar datos durante 2022 para informar sobre su alineamiento con la taxonomía de la UE en relación con tres indicadores financieros: volumen de negocio, Capex (gastos de capital) y Opex (gastos operativos).

Este requisito deriva directamente del reglamento comunitario 2020/852, que establece una taxonomía para definir lo que se entiende por actividad económica sostenible y que afectará a todas las compañías a las que atañe la Directiva europea de información no financiera. Es decir, a aquellas que cumplan dos de los siguientes criterios: tener un volumen de negocio de 40 millones de euros, activos por valor de 20 millones o una plantilla de más de 250 empleados.

Esta sesión del Congreso Nacional de CFOs que ha moderado el socio de KPMG ha contado con la participación de los directores financieros de dos empresas valencianas, Ricardo Climent (Balearia), y Jesús de Anta (Chocolates Valor). Ambos han expuesto los retos que ha supuesto la gestión durante el 2020 por la pandemia y los avances que en los últimos años están abordando sus compañías para contribuir a una economía verde y alcanzar el objetivo de descarbonización para 2050.

En relación con la taxonomía del nuevo reglamento de la UE, Ricardo Climent ha subrayado la importancia de “aclarar qué se considera “verde, no verde y neutro”, y ha destacado el esfuerzo inversor de su compañía desde 2014 por transformar la flota con uso de nuevos combustibles más respetuosos con el medio ambiente, como el GNL.

Climent ha explicado además cuáles son “los tres pilares básicos de la estrategia de sostenibilidad de Balearia: el planeta, la prosperidad y las personas”. Desde hace años, ha añadido, la empresa ha incorporado el concepto de ‘cash flow social’ para informar sobre el origen y el destino del efectivo de la compañía en su actividad diaria.

Jesús de Anta ha enfatizado la importancia decisiva de la innovación y la sostenibilidad en la estrategia de la compañía chocolatera, prestando siempre especial atención a su materia prima, el cacao, y a la disminución progresiva de la huella de carbono.

A juicio de De Anta, “el aumento de la información no financiera de las empresas es un ejemplo claro del cambio rol que está experimentando la figura del director financiero y también de la necesidad que van a tener desde ya las empresas de coordinar sus distintas áreas para obtener e integrar toda esta nueva información que demandan los grupos de interés”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.