Las hipotecas a tipo fijo ya representan el 21,6% del total, cuatro puntos más en un año

La AHE ve más probable que suba la morosidad en el segmento comercial que en el residencial

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Las hipotecas a tipo fijo en vigor ya representan el 21,6% del total, con un incremento de cuatro puntos porcentuales en un año, frente al 78,4% a tipo variable, según refleja un informe de la Asociación Hipotecaria Española (AHE) elaborado con datos de doce entidades de crédito españolas.

La proporción de préstamos a tipo fijo ha ido creciendo a medida que se han incorporado operaciones más recientes a la cartera hipotecaria de las entidades españolas.

Así, el peso de los préstamos hipotecarios a tipo fijo ha crecido dos puntos en seis meses y cuatro puntos en un año, hasta alcanzar una cuota del 21,6% en junio de 2021.

Por segmentos, las hipotecas a tipo fijo suponen el 20,9% del total de la cartera residencial, casi cinco puntos más en un año, y el 24,9% de la cartera comercial, 3,2 puntos más que en junio de 2020.

Según explica el artículo de la AHE, el fuerte crecimiento en las contrataciones a tipo fijo se inició hace más de un lustro y ha favorecido que los consumidores con un perfil más conservador no tengan que asumir en el futuro la volatilidad derivada del riesgo de tipo de interés asociado a los variables, mientras se benefician de unos precios de oferta “en general muy competitivos”.

EVOLUCIÓN POSITIVA DE LA DUDOSIDAD

El informe de la Asociación Hipotecaria también pone de manifiesto el mantenimiento de la “evolución positiva” los niveles de dudosidad de la cartera hipotecaria española, pese a que el ritmo de saneamiento se ha reducido respecto a la situación previa a la pandemia.

La ratio de ‘non-performing loans’ (NPL, por sus siglas en inglés) se situaba en el 3,8% al cierre del primer semestre, con una mejora de apenas 0,1 puntos respecto a diciembre y de 0,4 puntos en un año. Por segmentos, la dudosidad suponía el 3% del saldo hipotecario residencial y el 7,1% del segmento comercial.

Según la AHE, estos datos revelan la efectividad de las distintas medidas económicas y sociales puestas en marcha en respuesta a la crisis sanitaria, como moratorias, ERTE o líneas de avales ICO.

Sin embargo, la asociación avisa de que esta situación podría verse afectada a futuro si se materializan las pérdidas de los préstamos en vigilancia especial (‘stage 2’), aunque asegura que ello dependerá de la evolución del empleo y de si se produce o no una retirada ordenada de los estímulos.

En principio, la AHE no espera un gran impacto en el segmento de crédito residencial, puesto que la vivienda suele constituir una de las prioridades de pago a atender y así ha venido comportándose en los datos históricos.

Eso sí, en el segmento comercial ve más probable que los créditos ligados con ciertos sectores más golpeados por la pandemia puedan experimentar un deterioro en sus índices de dudosidad.

“En cualquier caso, hay que recordar que en previsión de estos riesgos latentes las entidades financieras han ido dotando nuevas provisiones durante este ejercicio y especialmente durante el ejercicio anterior, por lo que una gran parte de estos eventuales riesgos ya habrían quedado cubiertos”, sostiene en su informe.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.