Libertas 7 cierra 2020 con una cifra de negocio de 3,8 millones, un 30% menos

VALENCIA, 1 (EUROPA PRESS)

Libertas 7, grupo dedicado a la gestión de inversiones financieras y a la actividad inmobiliaria y turística, cerró 2020 con una cifra de negocio de 3,8 millones de euros, un 30% menos que en el ejercicio previo, en «un año que pasará a la historia por la pandemia y sus efectos negativos en una actividad empresarial que no ha podido desarrollarse con normalidad».

Según ha informado el grupo a la CNMV, el año finalizó con un valor de mercado de su conjunto de cartera de 45,4 millones de euros. El conjunto de inversiones en no cotizadas alcanzó un valor de 7,9 millones tras realizar inversiones por 0,7 millones y obtener retornos por 1,1 millones.

Durante 2020, el grupo valenciano realizó compras de valores equivalentes al 10% de su cartera de bolsa en los periodos de mayores correcciones de mercado, construyendo valor a largo plazo. Dentro de su cartera de asociadas cotizadas, mantiene una inversión del 10,29% en la sociedad Adolfo Domínguez con un valor de mercado a cierre del año de 4,3 millones de euros.

En general, el cierre forzoso de la red comercial lastró significativamente sus resultados en este ejercicio, al reducir sus ventas en un 47%. La cartera de capital privado, por su parte, aportó retornos positivos por un importe de 0,4 millones de euros.

La cartera de bolsa «resiste» en un año especialmente convulso para los mercado de renta variable, ya que su rentabilidad fue del -7,3%, mejorando la evolución del Indice General de la Bolsa de Madrid (-15,35%), el Ibex 35 (-15,45%) y buena parte de las gestoras de fondos de inversión de renta variable de perfil similar al de Libertas 7, cuyas caídas se sitúan entre un 15 y un 20%.

Paralelamente, su área inmobiliaria FICSA alcanzó en 2020 los 17,5 millones de euros en reservas y contratos firmados de sus promociones en la capital del Túria. Sus objetivos se basaron en reforzar el equipo inmobiliario, comercializar las promociones en marcha, terminar y comenzar la entrega del edificio Alberola y proseguir en la construcción de promociones, así como estudiar la adquisición de solares y dinamizar la explotación de los activos de arrendamiento.

Pese a la compleja situación actual, los proyectos iniciados siguen su curso, cumpliendo previsiones de ventas y plazos. En 2020 prácticamente finalizaron las obras del Residencial Cresol y se iniciaron las de los edificios Crisálida y Drassanes, todos en València. En suma, la cifra de negocio por la escrituración de las viviendas terminadas llegó a 1,2 millones de euros, ligeramente inferior a los 1,3 millones del ejercicio anterior.

EL ÁREA TURÍSTICA CAE UN 73%

Por otro lado, el área turística fue la más afectada por los efectos de la pandemia, con una reducción de su cifra de negocio del 73%. Este dato es el resultado de los largos periodos de cierre de establecimientos por las restricciones, aunque el grupo aprovechó este atípico año para avanzar en su proceso de transformación digital.

Para 2021 centra su estrategia en incrementar su cartera de capital privado, donde trabaja para cerrar inversiones en el sector agroalimentario y en fondos generalistas. Otro de sus objetivos es el adquirir solares con el fin de lanzar nuevas promociones en València. En el área turística espera que retome sus niveles habituales conforme avance la vacunación y se recupere la movilidad.

noticias relacionadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

top stories.