Los accidentes laborales de autónomos aumentan un 6,4% hasta septiembre, con 53 fallecidos

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Los accidentes laborales de trabajadores autónomos alcanzaron en los nueve primeros meses la cifra de 25.417 siniestros, un 6,4% más que en el mismo periodo de 2020, según datos facilitados por Mutua Universal a la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

De esta cantidad, 53 accidentes resultaron mortales, perdiendo la vida 50 autónomos varones y tres mujeres. Esta cifra es inferior a la registrada en el mismo periodo de 2020 (63 autónomos fallecidos) aunque debe tenerse en cuenta que durante varios meses del año pasado España estaba en estado de alarma y en confinamiento domiciliario.

Del resto de accidentes que sufrieron los autónomos en los nueve primeros meses 20 fue siniestros muy graves, 574 graves y 24.770 tuvieron carácter leve.

“Los datos sobre siniestralidad laboral en el colectivo de autónomos son escalofriantes. 53 víctimas mortales son muchas víctimas, tres de ellas mujeres, para un colectivo que ha sufrido duramente los efectos de la pandemia”, ha lamentado José Luis Perea, responsable del área de prevención de riesgos laborales de ATA.

Perea ha denunciado el “abandono total” de la Administración Central y las comunidades autónomas en acciones que ayuden a los autónomos a poner freno a la siniestralidad. “No existe cultura preventiva en el colectivo porque las comunidades autónomas y la Administración Central han dejado de establecer políticas en este sentido”, ha advertido.

Por comunidades autónomas, Andalucía es la comunidad que mayor siniestralidad registra, con 13 autónomos fallecidos hasta septiembre, seguida de la Comunidad Valenciana (8 accidentes mortales) y Castilla y León y Cataluña, ambas con 7 autónomos fallecidos.

En el otro extremo se sitúan Baleares, La Rioja, Navarra y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, que no han registrado víctimas mortales entre enero y septiembre.

El informe realizado por ATA con los datos de Mutua Universal revela que el 68,9% de los accidentes laborales sufridos por los autónomos en los nueve primeros meses tuvieron lugar en el centro trabajo habitual.

Los autónomos varones tuvieron más accidentes en desplazamientos dentro de su jornada laboral (accidentes ‘in itínere), con un total de 3.329, frente a las mujeres autónomas (698 accidentes).

Atendiendo a la edad, los autónomos de 26 a 55 años son los que más accidentes registraron hasta el tercer trimestre de 2021 en valores absolutos, con 11.149 siniestros. Por su parte, el colectivo de más de 65 años registró 265 accidentes laborales hasta septiembre.

CONSTRUCCIÓN Y SERVICIOS CONCENTRAN LAS MUERTES

Según este informe, el 83% de los accidentes mortales sufridos por los autónomos entre enero y septiembre se dieron en el sector servicios (16 muertes) y en la construcción (18 muertes).

Asimismo, el estudio evidencia que los asalariados tienen una incidencia tres veces superior a la de los autónomos, pues el índice de incidencia entre el colectivo de autónomos se sitúa en 785,98, frente a 2.579,18 de los asalariados.

“Esta diferencia, tres veces mayor en los trabajadores por cuenta ajena se da como consecuencia de que los autónomos no suelen notificar accidentes de trabajo leves, aunque si comprobáramos la duración de las bajas de dichos accidentes se vería como las bajas de los autónomos son más duraderas en el tiempo, dado que cuando el autónomo notifica una baja es porque es algo grave o duradero en el tiempo”, explica Perea.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.