Los activos asociados la intermediación financiera no bancaria cayeron un 2,3% en 2020

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Los activos que conforman la intermediación financiera no bancaria (IFNB) se situaron en los 303.600 millones de euros al cierre de 2020, lo que supone un 2,3% menos que en 2019, cuando finalizaron el ejercicio en 311.000 millones de euros.

Así lo revela el informe sobre la intermediación financiera no bancaria en España que publica este miércoles la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Esta cantidad equivaldría a un 5,8% del sistema financiero total, frente al 6,6% que representaba en 2019, unos porcentajes que están aún muy lejos del 15% que suponen en otras economías avanzadas.

La CNMV ha explicado que la disminución de la relevancia de los IFNB en 2020 se debe a la caída de los activos de los establecimientos financieros de crédito y al incremento de los activos totales del sistema financiero.

Las entidades más relevantes de la medida estrecha de la IFNB en España siguen siendo los fondos de inversión, que concentran el 87,4% de los activos totales, seguidos por los vehículos de titulización, que representan el 7,6% de los activos totales. El resto de las entidades concentró el 5% en su conjunto.

El supervisor ha especificado que la preponderancia de los fondos de inversión tiene que ver en parte con el hecho de que sus activos no consolidan en los balances bancarios y, por tanto, no son objeto de exclusión en el cómputo total, como sí es el caso de gran parte de los activos de los EFC y de las titulizaciones.

Los activos de Otras Instituciones Financieras (OIF) registraron un descenso del 1,4%, hasta los 869.000 millones de euros, con lo que su peso relativo en el sistema financiero disminuyó hasta el 16,7%.

El supervisor de los mercados explica que el análisis de los riesgos asociados a la IFNB sigue sin apuntar, por el momento, a la existencia de vulnerabilidades relevantes desde el punto de vista de la estabilidad financiera.

Los riesgos más relevantes continúan siendo los de crédito y de liquidez para la mayor parte de las entidades que forman parte de la IFNB, si bien en buena medida su intensidad responde a la propia naturaleza de las entidades y experimenta pocas variaciones en el tiempo.

En el ámbito de los fondos de inversión se observaron variaciones muy leves en sus indicadores de riesgo en 2020, relacionadas con el alargamiento del vencimiento medio de los activos en cartera de los fondos de renta fija y con el aumento de las inversiones en activos de deuda corporativa y en otras IIC de los fondos mixtos, mientras que el apalancamiento continúa en un nivel reducido tanto para el conjunto de los fondos como para cada categoría.

En el escenario más extremo, el número de fondos que podrían experimentar problemas de liquidez es de 10 en total y representan un 1,3 % del patrimonio de la muestra de fondos del ejercicio.

SISTEMA FINANCIERO EN CONJUNTO CRECIÓ UN 10,7%

En su conjunto, el tamaño del sistema financiero español experimentó un crecimiento del 10,7% en 2020, hasta situarse en 5,19 billones de euros.

Este incremento se ha producido debido al fuerte aumento de los activos del banco central, como consecuencia de las operaciones de política monetaria y de los bancos, que mostraron una expansión significativa del crédito en el contexto de la crisis, según ha explicado la CNMV en el informe.

Los activos del sector bancario continuaron siendo los más importantes al concentrar el 53% del total, al crecer un 8,4%, en 2020. Le siguen las OIF con un 16,7%; los auxiliares financieros, con un 3,4%; los seguros, con un 2,4%, y los fondos de pensiones, con un 0,8%.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.