Los encargos de venta de viviendas heredadas crecen un 40% con la pandemia, según Comprarcasa

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Los encargos de venta de viviendas heredadas crecieron un 40% en 2021, el doble que el año anterior, como consecuencia de la pandemia, según ha informado este lunes la red inmobiliaria Comprarcasa.

Esta tendencia se ha intensificado, sobre todo, en las grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia, donde estas transacciones han pasado del 4% al 6% sobre el total de las operaciones de la red.

Comprarcasa señala que además de las ventas de las viviendas heredades, también ha habido un importante crecimiento de casos en el que uno de los herederos opta por quedarse el inmueble, una tendencia que se ha duplicado desde la pandemia.

El Índice de Viviendas Transmitidas por Herencia en España creció un 29,6% en 2021, en comparación con los datos del año anterior, como recuerda Comprarcasa en su comunicado.

Tanto para la venta de la vivienda heredada como para que uno de los herederos se quede con la propiedad, el Código Civil español exige la extinción del condominio.

Esta fórmula también se aplica a la hora de gestionar una propiedad inmobiliaria por separación o divorcio. Las operaciones por este motivo también han crecido un 50% durante la pandemia, como apuntan desde Comprarcasa.

El director ejecutivo de Comprarcasa, Toni Expósito, señala que en las situaciones en las que la vivienda recae sobre varias personas, como en una herencia o un divorcio, “es normal que una de las partes interesadas renuncie a la propiedad para evitar contraer deudas como un préstamo hipotecario”.

Expósito añade que las operaciones de gestión de extinción de condominio no son sencillas “dado el posible conflicto de intereses entre las partes”, que requiere en muchas ocasiones de “intermediación y gestión profesional”.

La extinción del condominio se puede hacer a favor de un único heredero, a través de un acuerdo entre las partes para fijar quién se quedará como único propietario del inmueble y quién dejará de serlo; mediante la venta de la propiedad a terceros compradores, para lo que es necesario que los propietarios originales acuerden repartirse los beneficios de la venta del inmueble; o extinción en divorcios, caso en el que se recomienda negociar la propiedad de la vivienda mediante el Convenio Regulador de mutuo acuerdo que acompaña a la demanda de divorcio, como apuntan desde Comprarcasa.

Las operaciones de extinción de condominio están exentas del impuesto a la transmisión de bienes patrimoniales, aunque es necesario abonar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), que supone entre el 0,5% y 1% del valor actual de la vivienda. Esta cifra varía según la comunidad autónoma.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.