Los establecimientos financieros de crédito contribuyeron al PIB con 5.129 millones en 2020

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Los establecimientos financieros de crédito (EFCs) contribuyeron con 5.129 millones de euros al PIB nacional en 2020, según un informe elaborad por PwC en colaboración con la patronal Asnef, que destaca que a pesar del impacto negativo de la Covid-19 en sus resultados, estas entidades mantuvieron los niveles de empleo, inversión y contribución fiscal.

Según este estudio, esta cantidad equivale al 0,46% del PIB de 2020, lo que ha permitido aumentar el multiplicador económico de 1,46 a 1,57, de manera que por cada euro de impacto generado por el sector de forma directa, se generaron 1,57 euros para el conjunto de la economía.

En cuanto al Ebitda, se redujo durante este ejercicio un 19%, mientras que los gastos de personal bajaron un 2,8% y los gastos e inversiones aumentaron en un 1,4%.

- Publicidad-

“La industria de la financiación y las entidades financieras de crédito han desempeñado un papel clave en la recuperación económica de nuestro país, estimulando el consumo y dinamizando notablemente la venta de bienes y servicios”, ha destacado el presidente de Asnef, Fernando Casero.

En 2020, los asociados de Asnef concedieron créditos por un valor estimado de 49.122 millones de euros, una caída del 25% respecto a 2019 debido a la pandemia. El 40% del total se corresponde con el crédito al consumo, mientras que el 58% está asociado al sector de la automoción.

El estudio calcula que el impacto total sobre la economía española de la financiación concedida por los asociados de Asnef alcanzó los 24.676 millones de euros, una cantidad equivalente al 2,2% del PIB español, con lo que por cada euro de financiación concedida, se generaron otros 0,50 euros de valor añadido bruto.

Asimismo, la financiación de los EFCs generó un impacto entre directo e indirecto de 20.225 millones de euros, gracias a créditos y préstamos que permitieron a los hogares y a las empresas la adquisición de bienes y servicios.

“La industria de la financiación al consumo ha sido especialmente resiliente durante la pandemia, mostrando internamente su compromiso con los empleados al mantener a casi toda la plantilla a pesar de la bajada notable de la actividad y, externamente, con los consumidores, lanzando un acuerdo sectorial de moratorias”, ha explicado Casero.

El sector daba empleo ese año a 6.346 personas de forma directa, lo que supuso un descenso de un 0,6% respecto al año anterior, una caída que para Asnef “muestra que el sector ha sido capaz de mantener a la mayoría de sus trabajadores a pesar de la fuerte caída en la actividad”.

El informe calcula que la financiación concedida por los EFCs generó 511.782 puestos de trabajo: por cada 100.000 euros de financiación concedida, se generó un puesto de trabajo.

La actividad de los asociados de Asnef permitió además la recaudación de alrededor de 1.230 millones de euros forma directa, indirecta e inducida. Por tributo, la principal partida de impuestos soportados son los impuestos sobre beneficios, prácticamente compuesta en su totalidad por los pagos realizados por Impuesto sobre Sociedades, que asciende a un importe de 400 millones de euros.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.