Los graves fenómenos meteorológicos disparan las indemnizaciones del seguro agrario hasta 626,4 millones

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Los graves fenómenos meteorológicos producidos entre enero y septiembre de 2021 han elevado las indemnizaciones del seguro agrario hasta los 626,4 millones de euros en este periodo, lo que supone un 6,7% más que en todo 2020, según datos de Agroseguro.

En concreto, la Península Ibérica ha sufrido el paso de varias borrascas intensas, temperaturas históricamente extremas en varios momentos del año (heladas entre enero y abril, con un mes de febrero de temperaturas suaves que favoreció el adelanto en el desarrollo de diversas producciones que luego se vieron afectadas por las heladas primaverales) o una fuerte ola de calor en agosto.

Además, los temporales de viento, tormentas de pedrisco o las DANA del verano -que ya no son gotas frías localizadas en zonas concretas, sino que descargan trombas de agua y pedrisco en amplias zonas de manera simultánea-, terminaron por conformar una temporada estival muy complicada para el campo nacional.

La producción que ha registrado mayores indemnizaciones durante el año actual son los frutales, con 145 millones de euros, como consecuencia de las graves heladas producidas durante los meses de marzo y abril -con especial incidencia en el valle del Ebro- y de las tormentas de pedrisco del verano sobre las variedades de fruta de producción estival.

Las heladas de los cuatro primeros meses del año provocaron, además, importantes daños en la última campaña de cítricos, y en especial en las variedades más tardías. Asimismo, los temporales de viento registrados entre febrero y abril terminaron por agravar los siniestros. Las indemnizaciones, una vez cerrada la cosecha, se han situado por encima de los 75 millones de euros.

En el caso de la uva de vino, los daños sufridos sitúan las indemnizaciones en 84 millones, la cifra más elevada de los últimos años. La producción vitivinícola nacional se ha visto afectada por las heladas de abril -con grave impacto sobre las comarcas de Ribera del Duero- y las tormentas de pedrisco de la primavera y el verano.

Una gran parte de las indemnizaciones corresponden a Castilla-La Mancha, tras sufrir el paso de una tormenta de pedrisco y posteriormente una DANA durante la última semana de agosto, cuando el viñedo ya estaba preparado para iniciar la cosecha. Además, una segunda DANA dejó daños importantes a mediados de septiembre, coincidiendo con la vendimia de variedades tardías.

Las hortalizas también han sufrido el impacto de las constantes adversidades climáticas: heladas, lluvias y pedriscos, con indemnizaciones estimadas para los productores asegurados de 77,3 millones hasta el mes de septiembre.

Por su parte, los cultivos herbáceos extensivos (cereales, leguminosas, oleaginosas, arroz) han registrado indemnizaciones por valor de 62,4 millones de euros.

También destacan los daños sufridos por los frutos secos, en especial el almendro, que se sitúan en 19,5 millones de euros debido, asimismo, a las heladas de marzo y a los pedriscos primaverales y estivales.

El plátano de Canarias, además, roza los 10 millones de euros como consecuencia del paso de una ola de calor y viento en La Palma en agosto. Estas indemnizaciones fueron abonadas la pasada semana, con más de 9 meses de adelanto a la fecha habitual, como forma de apoyo y sensibilización con los productores afectados por el volcán de Cumbre Vieja.

Por su parte, el olivar acumula 9,7 millones de euros en daños en lo que va de año, principalmente por los siniestros causados por los temporales del invierno y el paso de la borrasca Filomena, así como por los graves y numerosos pedriscos caídos durante agosto y septiembre.

También destaca las líneas de seguros pecuarios, que entre enero y septiembre de 2021 han registrado 105 millones de euros en indemnizaciones.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.