Los ‘riders’ se concentran en el Congreso para pedir el voto en contra de la Ley que regula sus condiciones

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La Asociación Profesional de Riders Autónomos (APRA) y Repartidores Unidos (Repartidoresunidos.org) han convocado este jueves una concentración de ‘riders’ ante las puertas del Congreso de los Diputados para pedirles que voten en contra de la norma que regula las condiciones laborales de los repartidores a domicilio por parte de las plataformas digitales, la conocida como Ley de ‘riders’.

“Necesitamos su no a la Ley de ‘riders’. Esta ley es el único texto laboral que ha ido por la vía del Real Decreto sin buscar un consenso parlamentario y sin la participación de los principales afectados: los repartidores”, ha subrayado el portavoz de Repartidores Unidos, Gustavo Gaviria.

Según el presidente de APRA, Jordi Mateo, la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, afirmó que la Ley de ‘riders’ marcaba “el inicio de una nueva etapa política”. “Si realmente es tan importante, ¿por qué se ha elaborado de forma tan chapucera, sin tenernos en cuenta en ningún momento y tramitada como un Real Decreto sin participación de nadie? ¿Esta es la nueva política?”, se ha preguntado.

La concentración de los ‘riders’, un centenar, según los organizadores, ha tenido lugar el día en el que inicialmente estaba previsto que tuviera lugar el Pleno de convalidación de la norma, aunque finalmente no ha sido así por indisposición de la ministra.

Esta acción sigue a las siete manifestaciones que tuvieron lugar ayer en las ciudades de Sevilla, Málaga, Tarragona, Palma de Mallorca, Murcia, Albacete y Alicante.

“La Ley de ‘riders’ va a perjudicar directamente el sector de la hostelería de las ciudades de menos de 100.000 habitantes, las cuales podrían quedarse sin servicio de reparto de comida a domicilio a través de las grandes plataformas digitales. Incluso las grandes ciudades de más de 250.000 habitantes, quedarían sin servicio en los barrios más alejados”, han alertado los ‘riders’, que temen que la combinación de reducir el número de ciudades operativas más la reducción del conjunto de trabajo disponible, “suponga una pérdida de más de 20.000 empleos que actualmente ocupan repartidores autónomos en toda España”.

Dichos datos están basados en un estudio realizado por Adigital que establece como referente la ciudad de Ginebra, donde se ha prohibido a los trabajadores de Uber Eats operar como trabajadores autónomos.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.