Lucena (Aena) asegura que la variante Ómicron introduce “densas sombras sobre la evolución del tráfico aéreo”

Reitera la “inconstitucionalidad” de la enmienda del arrendamiento comercial

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El presidente de Aena, Maurici Lucena, ha indicado este jueves que la aparición de la nueva variante Ómicron del coronavirus “introduce densas sombras a corto plazo sobre la evolución del tráfico aéreo”.

Lucena, que ha comparecido en la Comisión de Presupuestos del Senado, ha indicado que Aena ha estado y está “en el epicentro de las consecuencias de la pandemia”, sufriendo una etapa de “enorme estrés” tanto operativo como financiero, pero ha indicado que, tras el “exitoso proceso de vacunación, la actividad se estaba recuperando”.

Sin embargo, las altas cifras de contagios en el centro de Europa y el Reino Unido y, sobre todo, la aparición de la nueva variante, “han detenido esta mejora”. No obstante, Lucena se ha mostrado confiado en que sea “una simple interrupción” en la recuperación, ya que las cosas “iban muy bien hasta esta última semana”. Según las previsiones del gestor aeroportuario, los niveles de tráfico prepandemia no se recuperarán para 2025.

También en materia sanitaria, Lucena ha explicado que los protocolos de los 46 aeropuertos de Aena en España están “por encima de las recomendaciones” de las autoridades del conjunto de aeropuertos europeos.

Asimismo, ha catalogado como una “buena noticia” la aprobación del Documento de Regulación Aeroportuaria 2022-2026 (DORA II), ya que “aporta certidumbres no solo a los aeropuertos sino al transporte en general”.

En concreto, el DORA II recoge 2.250 millones de euros de inversiones reguladas, nuevos indicadores de carácter medioambiental –con el objetivo de ser neutros en emisiones para 2026– y una senda tarifaria plana que “en términos reales va a ser a la baja” teniendo en cuenta la inflación, que se prevé positiva, según ha indicado Lucena.

IMPACTO DE 1.300 MILLONES POR EL ARRENDAMIENTO COMERCIAL

Por otra parte, Lucena ha subrayado que la perspectiva económica prevista en los PGE no incluye un hecho “con el que no contaban”, como es la aprobación de la disposición final séptima de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres.

Concretamente, la enmienda modifica las obligaciones contractuales de los locales comerciales con Aena, eximiendo del pago de la renta mínima anual garantizada (RMAG) durante el período del estado de alarma inicial (del 14 de marzo al 20 de junio de 2020).

A partir de entonces, esa renta mínima garantizada que debe pagar el local quedará reducida proporcionalmente en función del volumen de pasajeros en el aeropuerto en el que se encuentre respecto al tráfico aéreo registrado en 2019.

Lucena ha esgrimido que esta nueva medida tendrá un impacto de 1.350 millones de euros para Aena y sus accionistas, recordando que la compañía es en un 51% pública. Así, el presidente del gestor aeroportuario ha informado de que Aena “está cumpliendo la ley”, pero convencida “de que hay rasgos claros de inconstitucionalidad”, por lo que su “obligación es defender el interés social de la compañía y sus accionistas”.

Por ello, Lucena ha resaltado que “es posible que no todo el mundo fuera consciente de las consecuencias” de esta medida cuando fue aprobada, pero que esta beneficia “sobre todo a tres grandes multinacionales”. Además, ha añadido que “uno de los argumentos falaces que se emplearon” para ella fue el mantenimiento del empleo y ha argumentado que, sin embargo, “sigue igual que antes”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.