Murtra y los consejeros delegados de Indra ganaron 3,15 millones en 2021

Abril-Martorell recibió más de cinco millones por su salida

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El presidente no ejecutivo de Indra, Marc Murtra, y los consejeros delegados de la firma, Ignacio Mataix y Cristina Ruiz, han percibido entre los tres un total de 3,5 millones de euros en 2021, una cantidad un 44% menor en el caso de los consejeros delegados respecto al 2020.

Si se suman los pagos al ex presidente ejecutivo Fernando Abril-Martorell en concepto de remuneración –no contando la indemnización–, la cúpula de Indra percibió 4,32 millones de euros, un 51,68% menos que en 2020, de acuerdo al informe de remuneraciones publicado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Esta reducción en las remuneraciones se debe a que en 2020 se devengó el plan de acciones a medio plazo para los consejeros ejecutivos de la entidad.

Tanto Ruiz como Mataix, no obstante, han recibido durante 2021 otras 32.290 opciones para adquirir acciones de la firma y ya cuentan con 72.445 cada uno.

En total, Ignacio Mataix percibió unos honorarios valorados en 1,4 millones de euros y Cristina Ruiz, 1,391 millones de euros. Por su parte, Murtra recibió un sueldo de 342.000 euros en su primera etapa como presidente de la tecnológica, cargo al que accedió a finales de mayo de 2021.

La variable de los consejeros ejecutivos se ha incrementado en 600.000 euros, hasta 1,7 millones, debido a la valoración del trabajo de los consejeros delegados por el consejo en un año en el que se ha batido hasta en tres ocasiones la ‘guidance’ proporcionada al mercado.

No obstante, la remuneración en acciones se ha desplomado un 83%, hasta los 762.000 euros, debido a que en 2020 se devengaron las acciones del plan de incentivos a medio plazo, lo que elevó la remuneración.

5,2 MILLONES PARA ABRIL-MARTORELL

Por su parte, el informe de remuneraciones también señala que Abril Martorell, que dejó la compañía por divergencias con el principal accionista del grupo, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), percibió una indemnización de 3,1 millones de euros, financiada con el saldo acumulado de su plan de ahorro.

A esta indemnización se le suman 775.000 euros como consecuencia del incumplimiento del plazo contractual de preaviso, 1,1 millones por el pacto de no concurrencia y otros 26.000 euros por vacaciones devengadas y no disfrutadas para un total de 5,2 millones de euros.

En su conjunto, los consejeros de la firma de defensa y tecnologías de la información cobraron 10,95 millones de euros, un 18% más, por la indemnización de Abril Martorell. Descontados estos pagos, la retribución del consejo fue un 34% menor.

Asimismo, la remuneración media de los empleados de Indra fue de 28.442 euros, un 2,93% más que en 2020 y por encima de los niveles prepandemia marcados en 2019.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.