Natixis considera el 2022 como el año de la “normalización” de las políticas monetarias

La entidad prevé que la política de tipos siga siendo acomodaticia, ya que la transición ecológica requerirá de mucha inversión

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El responsable global de Natixis CIB Research, Jean-François Robin, ha afirmado este martes que en 2022 comenzará la normalización de las políticas monetarias, tanto en Estados Unidos como en la eurozona, si bien se realizará de forma diferente en función de los ciclos económicos de cada país.

En este sentido, Robin ha indicado que la “gran foto” para 2022 será la normalización de las políticas monetarias de los bancos centrales, tanto de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, como del Banco Central Europeo (BCE) con la reducción de sus programas de compras de activos y posibles ligeras subidas de tipos de interés desde tasas negativas.

Sin embargo, ha explicado que habrá diferencias por países a la hora de retirar sus medidas de políticas monetarias, tanto en el ritmo como en la magnitud, por las diferencias en el ciclo económico de los países.

Así, Natixis prevé que se produzca un cierto “desacople” entre la evolución de las políticas monetarias en Estados Unidos y la eurozona debido al desigual desarrollo que está experimentando la inflación en ambas regiones.

Mientras que en Estados Unidos se estaría produciendo un efecto de ‘segunda ronda’, con la inflación ya impactando sobre los salarios, en la eurozona ese efecto no se habría todavía producido.

En este sentido, el analista senior de Natixis, Patrick Artus, ha señalado que la diferencia entre la inflación general y la subyacente –indicador que no contabiliza ni los precios de la energía ni de los alimentos frescos– son de cerca de 2,5 puntos porcentuales.

“La subida de la inflación es motivada por diferentes razones. Mientras en EEUU mucha gente está dejando el mercado laboral, eso no pasa en Europa, algo positivo, donde hay más gente que se está uniendo al mercado laboral que antes de la crisis”, ha explicado.

De esta forma, Robin ha afirmado que el BCE “no va a reflejar” lo que haga la Fed debido a los ritmos diferentes de sus ciclos económicos. “Quizá sean algo más conservadores, lo veremos”, ha añadido, indicando que las tasas de inflación de la eurozona para 2023 y 2024 podrían estar “entre el 1,7% o el 1,8% como máximo”.

Además, Robin ha señalado que en los próximos años se necesitarán “grandes cantidades de inversión” para llevar a cabo la transición energética, por lo que prevé que los tipos de interés seguirán en niveles “acomodaticios” a fin de propiciar estas inversiones.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.