Norbolsa prevé que las próximas olas de Covid-19 tengan “menos incidencia económica”

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Norbolsa, sociedad de valores de KutxaBank, cree que las posibles nuevas variantes que surjan del virus Covid-19, como la ómicron, “no van a suponer un paso atrás” en la lucha contra la pandemia, puesto que ya se habría adquirido el “know-how” para luchar contra el virus y, por ello, prevé que las próximas olas “tendrán cada vez menos incidencia económica”.

Así lo han transmitido en su Estrategia Europa para 2022, donde han señalado que la reapertura, junto con las políticas fiscales “súper expansivas” y la liquidez de los bancos centrales, a pesar de algunas subidas de tipos ya anunciadas, “apuntan a un 2022 con potentes crecimientos”, con aumentos del 4% a nivel global, así como en Estados Unidos y en Europa.

Sobre las distorsiones que ha causado la reapertura de las economías en todo el mundo, como los cuellos de botella en las cadenas de suministro y la tensión en los mercados laborales, Norbolsa señala que se están prolongando “más de lo esperado”, lo que ha llevado a tasas de inflación elevadas “que probablemente continuarán altas por lo menos durante la primera mitad del 2022”.

En este sentido, afirma que las dudas sobre la temporalidad de una inflación elevada “son cada vez mayores”, debido a la tensión que se está creando en los mercados laborales, especialmente el estadounidense.

Así, recuerda que la Reserva Federal de EEUU “se ha unido recientemente a estos miedos”, si bien Norbolsa considera que la consigna de “sin prisas” de los bancos centrales seguirá siendo el escenario central contemplado para el próximo ejercicio. “La inflación será el factor de mayor preocupación y de volatilidad de los mercados en 2022”.

La estrategia de la entidad recoge que la Fed ya ha iniciado y ha acelerado el ‘tapering’ como consecuencia de estas tensiones inflacionistas, y ha adelantado tres subidas de tipos de interés para la segunda parte del 2022.

“Este giro de la Fed actuando contra la inflación ha sido bien recibida por los mercados financieros”, señala Norbolsa, al tiempo que indica que la estrategia del Banco Central Europeo (BCE) está siendo, en cambio”, más mixta”, optando por mantener flexibilidad y opcionalidad en un entorno “más complicado” en lo que respecta a la Covid-19 para el último trimestre de 2021 y el primer trimestre de 2022. Además, ha señalado que la inflación en la eurozona todavía no presenta “claras tensiones en salarios”.

“Esperamos que el BCE, a lo largo del año, modere su discurso acomodaticio, pero no vemos subidas de tipo en esta región hasta bien entrado 2023”, señala el informe de Norbolsa.

Sobre China, destaca el fortalecimiento de su economía, pero indica que el cambio de prioridades por parte del Gobierno del país asiático de “crecimiento a prosperidad compartida” podría suponer una “paulatina moderación” en el crecimiento de esta economía en el medio plazo.

“Coordinar múltiples objetivos a la vez (crecimiento, sostenibilidad, búsqueda de una sociedad más igualitaria y de la estabilidad financiera) se nos antoja más complicado”, afirma la entidad.

Asimismo, la política de ‘casos cero’ para frenar la pandemia de Covid-19 puede dificultar la tendencia, además de que alerta de los riesgos del sector inmobiliario chino, “muy apalancado”.

RIESGOS POLÍTICOS

Sobre los riesgos políticos que podrían impactar sobre la economía, Norbolsa destaca la relación comercial entre China y EEUU, que volverá a acaparar la atención “tras la relajación de los temas de la salud”.

En cambio, no prevé sorpresas ni en las elecciones francesas ni en las de medio curso americanas, que se celebrarán en 2022, y señala que estará atento a “quién o quiénes tomarán la batuta de Merkel en la Unión Europea (UE)”.

EXPECTATIVAS POSITIVAS PARA LA RENTA VARIABLE

Con respecto a la valoración de las bolsas, afirma que se encuentran en “niveles exigentes” con respecto a las medias históricas, si bien más en EEUU que en Europa.

Sin embargo, ante las buenas perspectivas de crecimiento para 2022, con un aumento del PIB del 4% a nivel global, Norbolsa se muestra “optimista” sobre las expectativas de los resultados, con crecimientos de los beneficios por acción (BPA) de entre el 7 y el 9%.

Igualmente, destaca la importancia de los dividendos, que en los últimos meses ha experimentado “fuertes revisiones al alza”. “Pensamos que pueden continuar, ya que el ‘pay-out’ medio –el porcentaje de beneficio destinado al pago del dividendo– del mercado todavía está muy por debajo de su media histórica”, señala la entidad.

En sus perspectivas de renta fija, apunta a una moderada subida de rentabilidades en los bonos a diez años. Además destaca que, entre 2013 y 2015, con el inicio del ‘tapering’ y de las subidas de tipos, los aumentos de las TIRes de los bonos a diez años “fueron compatibles con subidas en Bolsa”.

De esta forma, entre sus carteras, Norbolsa incluye a sectores como el de las infraestructuras, financiero, de energías y automóviles.

En cambio, se muestra neutrales en lujo, ‘utilities’, tecnología e industriales por las valoraciones alcanzadas. “En telecomunicaciones, aunque no nos guste el sector por la fuerte competencia, nos mostramos neutrales por el interés del mercado de las redes de infarestructuras”.

Además, tiene una posición negativa en el sector farmacéutico y en consumo defensivo.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.