Pilotos y aerolíneas ven peligrar la campaña de verano por la falta de un plan de vacunación en el sector

Piden que se permita a las mutuas y servicios médicos de las compañías aéreas gestionar “de forma ordenada” la vacunación de su personal

Los pilotos de aviación comercial y las principales líneas aéreas españolas advierten de que la campaña de verano podría estar en riesgo ante la falta de un plan de vacunación para las tripulaciones. Por ello reclaman que se permita a las mutuas y servicios médicos de las compañías aéreas gestionar “de forma ordenada” la vacunación de su personal, para evitar cualquier interrupción en su operativa y un freno en la ansiada recuperación del turismo.

Ambos colectivos han pedido este martes al Gobierno que se priorice la vacunación a las tripulaciones de los aviones, ya que consideran que son un “sector estratégico” que ha colaborado de forma determinante durante toda la pandemia.

Los pilotos insisten en la necesidad urgente de una vacunación temprana de este colectivo que, más allá de la protección individual de cada uno de ellos, “responde a la necesidad de prestar un servicio público que afecta a la seguridad de las personas con garantías sanitarias y a la urgencia de reactivar el transporte aéreo, como motor económico clave para nuestro país”.

En la reunión se insistió en la necesidad urgente de que se considere a las tripulaciones aéreas como grupo prioritario de vacunación teniendo en cuenta su alto nivel de exposición al virus y su elevada movilidad.

“Hasta este momento las operaciones han estado al ralentí pero en los próximos meses cuando las operaciones empiecen a moverse la tasa de contagios se puede disparar entre el colectivo”, alertó el decano en funciones del Colegio de Pilotos, Carlos San José, en declaraciones a Europa Press, insistiendo en que las tripulaciones aéreas, y en especial los pilotos, tienen que se considerados “personal de primerísima línea”.

San José recuerda que durante la época más dura de la pandemia ellos han ayudado a traer material sanitario imprescindible de países como China y han colaborado en la repatriación de miles de españoles incrementando su exposición al virus sin que hayan recibido ningun tratamiento preferencial.

“De nada sirve tomar todas las medidas aquí si luego podemos traer el virus de otras partes del mundo porque no estamos vacunados y distribuirla aquí en el país”, lamenta el decano en funciones añadiendo que se puede dar la paradoja de que todo el pasaje esté vacunado y la tripulación no.

Por ello el sector reclama un proceso de vacunación inmediata. “Si el proceso de vacunación no se realiza con previsión suficiente muchos pilotos y tripulantes de cabina pueden verse impedidos para volar, dejando aviones en tierra en un momento especialmente decisivo para la recuperación del turismo”, avisa el presidente de ALA, Javier Gándara, tras conocerse que la compañía estadounidense Delta Air Lines se ha visto obligada a cancelar hasta 100 vuelos en un fin de semana ante la falta de tripulaciones.

ALA considera necesario que se posibilite a las compañías aéreas gestionar a través de sus servicios médicos y mutuas la vacunación de sus tripulaciones, para planificar “de forma ordenada” y con suficiente previsión la administración de las dosis, proteger a dichos colectivos y asegurar así la continuidad de su operativa.

“Es importante que las compañías aéreas organicen la vacunación de sus tripulaciones y demás personal para evitar cualquier interrupción en su operativa en plena campaña de verano. No nos podemos permitir que la falta de previsión en el proceso de vacunación de las tripulaciones pueda arruinar la campaña de verano y, con ello, la esperada recuperación del turismo”, ha enfatizado Gándara.

El COPAC considera “incomprensible” que el Gobierno, las autoridades y la industria aérea planteen fórmulas para los desplazamientos en avión este verano de los pasajeros vacunados y no se planifique la vacunación de los profesionales.

Por otro lado, el COPAC recuerda que hay otros servicios esenciales desarrollados por pilotos, como la lucha contra incendios, los servicios búsqueda y salvamento o el transporte medicalizado, cuyo funcionamiento debe estar garantizado a nivel nacional, protegiendo a los profesionales frente a la Covid-19.

LOS AVIONES, LUGARES SEGUROS.

Para el decano en funciones del colegio de pilotos “la vacunación tiene que comenzar cuanto antes. En junio ya hay programadas miles de operaciones con pernoctas en países de todo el mundo”.

San José ha insistido en que los aviones son lugares seguros y que los filtros HEPA protegen tanto a pasaje como a tripulación con total garantía.

“Nosotros tenemos unos procedimientos muy rigurosos. Las compañias han hecho su trabajo”, argumentó el directivo quien alertó del peligro que suponen actividades complementarias que tienen que realizar los pilotos en el desempeño de su trabajo (relación con operarios de tierra, personal de aeropuerto, coordinadores) a lo que se suma toda la cadena de trabajo que entra en contacto con la aeronave (equipos de limpieza, mecánicos, catering).

San José recuerda que los principales organismos aeronáuticos internacionales (OACI, EASA, IATA), además de la OMS ya han solicitado esta vacunación temprana que ya se está realizando en otros países europeos.

“Somos un sector estratégico. La aviación va a ser la pieza fundamental de la recuperación que pretendemos y tenemos que colaborar todos para que esto vaya bien”, argumenta el decano en funciones instando a que la vacunación se lleve a cabo “cuanto antes” alertando además que se podría producir una escasez de personal de cara al verano, tanto por procesos de cuarentenas por contactos estrechos (con tripulaciones completas relacionadas entre sí) como por las cuarentas especiales que tienen que pasar sin volar después de la vacunación.

El anterior decano, Carlos Salas, que falleció el pasado 6 de mayo debido al coronavirus que contrajo en un viaje a Senegal lleva pidiendo desde enero esta vacunación prioritaria. En los últimos meses trabajó incansablemente para lograr que los pilotos fueran incluidos en el plan nacional de vacunación.

A pesar de la reducción de vuelos como consecuencia de la pandemia, según un estudio realizado por el COPAC, un 15% de los pilotos se han contagiado, frente al 7,2% de la población en España. Un aumento de las operaciones aéreas implicará un mayor número de contagios si no se toman las medidas de protección y prevención adecuadas, entre ellas la vacunación.

Además la vacunación de las tripulaciones aéreas podría contribuir a mejorar la imagen de España y a potenciar su seguridad turística de cara al exterior como han realizado otros países como Malta, Chipre, Turquía, o Grecia.

“La mejor noticia que puede dar el Gobierno para potenciar el turismo es que tiene a todos sus pilotos vacunados y en primera línea para cuando vuelva al público que lo haga con total seguridad”, concluyó el decano en funciones del Copac.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.