PNV espera que el Gobierno “salga escaldado” de la reforma laboral y sepa que debe entenderse con ellos y ERC

Pide a CCOO que “no se equivoque ni de adversario ni de culpable” y asegura que su partido apoya “al 100%” la Mesa de Diálogo Social

BILBAO, 7 (EUROPA PRESS)

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, confía en que el Gobierno central “salga escaldado” de la votación de la reforma laboral y se convenza de que “no tiene más camino que entenderse con PNV y ERC” para llevar adelante la legislatura. En este sentido, ha asegurado que el bloque de investidura no está “roto”, salvo que “el Gobierno se empeñe”. Asimismo, ha pedido a CC.OO. que “no se equivoque ni de adversario ni de culpable”.

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, ha asegurado que su partido quería “votar que sí” a la reforma laboral y planteó, para ello, “una condición sencilla” que, a su entender, “no torpedeaba nada” ni “debía de molestar a nadie”. Sin embargo, “circunstancias internas” de la CEOE “hicieron imposible” que se les pudiera “dar satisfacción” y, a pesar de que el PNV estaba dispuesto a que se regulara en otro decreto posterior, “tampoco pudo ser porque entonces la amenaza era de Cs”.

El presidente del PNV ha esperado que, tras lo ocurrido en la votación de la reforma laboral el pasado jueves, al Gobierno de Pedro Sánchez “se le hayan quitado las ganas de volver a reeditar una mayoría Frankenstein que encima pierde la tuerca de UPN enseguida por ahí”.

“Espero que salga escaldado de esta situación, se dé cuenta de que, le guste más o menos, el esfuerzo con quien tiene que hacer por fraguar mayorías es con ERC y PNV, que son los que le garantizan esas mayorías sin sobresaltos”, ha insistido.

Para ello, ha pedido que “primero se convenza él” de que “no tiene más que un camino para seguir bien y llevar adelante la legislatura que es entenderse con PNV y ERC” y que “no haga más experimentos”, y “segundo, que intenten convencernos a nosotros, a ERC y PNV, de que va en serio, que ya ha aprendido la lección y que no va a volver a pasar”.

“Vamos a hablar sin la sensación de que por detrás pueden estar haciendo otras cosas, porque durante la negociación de la reforma laboral hemos tenido la sensación de que tenían un plan B y querían además que ese plan B fuera el plan A (…) Que no vuelva a pasar esto. Primero que se intente lealmente y a tope con nosotros y, si no puede ser, que busquen otras alternativas”, ha apelado.

En todo caso, ha cuestionado que, “salvo que el Gobierno se empeñe, por qué va a estar roto” el llamado bloque de investidura. “Si el Gobierno plantea políticas que podemos aceptar y se aviene a negociar y a transar con nosotros, no debiera estar roto, todo lo contrario”, ha manifestado.

En este sentido, ha asegurado que el PNV quiere que la legislatura se agote, pero “para hacer cosas, para dar pasos y que las cosas funcionen”. “El que se tiene que convencer de que es así es el Gobierno, que es el que cambió el paso y podía haber hecho cosas diferentes”, ha señalado.

Ortuzar ha apuntado que, pese a lo sucedido en esta negociación, la prevalencia de los convenios autonómicos sobre los estatales va a “estar en la carpeta de negociación permanentemente” para el PNV y “a la primera oportunidad” de conseguirlo, se va a “conseguir”. De este modo, ha subrayado que “no es verdad” que los convenios vascos estén ya “protegidos”.

El político vasco ha lamentado que el Gobierno “se achantó” ante la negativa de la patronal a realizar cambios y también que a la parte socialista le daba “miedo” el reflejo que podría tener en las elecciones de Castilla y León negociar con “profundidad” con los jeltzales y ERC.

En todo caso, ha cuestionado al Ejecutivo si, en la negociación del Salario Mínimo Interprofesional que comienza ahora, también “va a aceptar lo que diga la patronal”.

Según ha explicado, mantuvo el mismo jueves una conversación telefónica con el presidente Pedro Sánchez en el que le intentó “hacer ver por última vez” la posición del PNV y “él reconoció que habían estudiado la cuestión y que no era un tema complejo, pero para él era muy relevante que no se marchara la patronal, que si se marchaba, se podían poner en peligro las ayudas europeas”, un aspecto este último que el líder del PNV duda.

Por ello, Ortuzar le trasladó que su partido no podía “estar ni en el sí ni en la abstención” y quedaron “en hablar, porque en esta votación no se acababa el mundo”.

No obstante, ha advertido de que próximamente se debatirán proyectos de ley en los que pueden surgir conflictos competenciales “tal y como han salido de la cocina del Gobierno”. De este modo, ha criticado que el proyecto de Ley Audiovisual “es de enmienda a la totalidad” y parte de “unos principios de recentralización como nadie se había atrevido a proponer”, mientras que en los proyectos de la ley de Vivienda y de Servicios Sociales “estamos igual”.

Por ello, ha esperado que, en el trámite parlamentario, se elimine esa “tendencia recentralizadora” y se pueda “hacer algo respetuoso con el autogobierno vasco” porque, si no, “el PNV va a estar en el no”. “Espero que se hayan dado cuenta, porque me da la sensación de que en la reforma laboral había esa sensación de que al PNV le puede siempre la responsabilidad”, ha añadido Ortuzar, que ha asegurado que “estamos ya en un momento en que, cuando sea no, será no”.

DISGUSTO

Por otro lado, ha reconocido que se ha llevado “un disgusto” con la reacción de CC.OO. tras el voto negativo del PNV a la reforma laboral ya que, según ha explicado, “si hay un sindicato con que hemos trabajado codo a codo para hacer posible nuestra posición y que nos ha entendido a lo largo de todo este proceso ha sido CCOO, tanto en Euskadi como en Madrid”.

Tras indicar que no entiende que este sindicato “se extrañe” de la posición del PNV, ha emplazado al sindicato a que “no se equivoque ni de adversario ni de culpable” porque la formación jeltzale “ni es adversario de CCOO ni es el culpable de lo que ha pasado”.

En todo caso, ha subrayado que su partido “apoya al 100%” la mesa de Diálogo Social de Euskadi y “valora muy positivamente la acción de patronal y de los dos sindicatos que están (CCOO y UGT), que han asumido con valentía una posición negociadora cuando otros sindicatos han dicho que no”.

“Desde luego, por el PNV no va a ser que no avance”, ha insistido Ortuzar, que ha señalado que a su partido le gustaría que “se reúnan cuando las partes decidan, que sigan avanzando y trayendo acuerdos positivos”, así como que “se incorporaran los otros sindicatos”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.