Podemos ve descontrolado el ‘boom’ fotovoltaico, lo compara con el del ladrillo y exige garantías ambientales

Plantea revisar el PNIEC para incluir mecanismos de planificación y evaluación al autorizar proyectos y no superar los objetivos máximos

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

Unidas Podemos ha reconocido en el Congreso su preocupación por la expansión de proyectos de energía renovable fotovoltaica, un ‘boom’ que ve “descontrolado” y que compara con la burbuja inmobiliaria que desencadenó la anterior crisis financiera, y que exige controlar con planificación y garantías medioambientales y sociales.

Así lo pone de manifiesto el grupo que integra junto con el PSOE el Gobierno de coalición en una proposición no de ley registrada en la Cámara Baja, y recogida por Europa Press, en la que pide revisar el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) para recoger mecanismos de planificación territorial sometidos a evaluación ambiental en estas instalaciones.

En su iniciativa, destaca cómo el PNIEC marca un objetivo de disponer de 39.200 MW de origen fotovoltaico, que actualmente hay más de 13.500 MW pero que se acumulan proyectos con permiso de acceso de más de 101.000 MW, tres veces más.

“AHORA LA BURBUJA CAMBIA CHALÉS POR PLACAS SOLARES”

Desde el grupo confederal recuerdan cómo “la burbuja inmobiliaria ya puso el territorio al servicio de los intereses económicos de una minoría” y que hoy todavía se pagan “las consecuencias de tanta desmesura”: “En la actualidad, asistimos preocupados a cómo aquella burbuja cambia chalés por placas solares, pero con prácticas muy parecidas”, explican, criticando la falta de control por parte de las administraciones en la compraventa de terrenos a propietarios empobrecidos, carentes de apoyo o en retirada laboral.

En este sentido, denuncian una multiplicación de proyectos, “superpuestos y redundantes” en ocasiones, promovidos por pocas empresas, a veces invadiendo zonas con presencia de especies amenazadas o incluso troceando proyectos, para hacerlos inferiores a 50 MW, cuando rebasan los 500 MW y, por tanto, las competencias autonómicas para su puesta en marcha.

Así, dicen que hay poblaciones, como Villena (Alicante), con dos docenas de iniciativas, y espacios naturales, como el de Valle de Alcudia (Castilla-La Mancha), con casi una veintena. Otras cuentan con proyectos que duplican y hasta triplican las dimensiones de su casco urbano, llegando a preverse el cercado de 92 kilómetros de perímetro en placas alrededor de pequeños pueblos en el interior de Castellón.

PLANIFICAR, EVALUAR Y CONTROLAR EL DESARROLLO FOTOVOLTAICO

Por ello, subrayando que la apuesta por la generación renovable “está fuera de toda duda” y defendiendo la necesidad de agilizar las concesiones, llaman a regular “adecuadamente” la expansión de proyectos, el diseño de una planificación adecuada y el establecimiento de controles para asegurar que existen garantías sociales y medioambientales suficientes.

En este sentido, exigen garantizar que las comunidades autónomas incluyan una planificación y clasificación territorial por criterios ambientales, así como la evaluación ambiental antes de autorizar proyectos; garantizar el cumplimiento de los acuerdos medioambientales internacionales; y procurar fórmulas de coordinación entre infraestructuras de generación, distribución y transporte, teniendo en cuenta la calidad del suelo afectado.

AUTOCONSUMO, COMUNIDADES ENERGÉTICAS Y REPOTENCIAR PLANTAS ANTIGUAS

En este último punto Unidas Podemos critica como “inaceptable” que a la hora de instalar plantas fotovoltaicas sea la ubicación de las subestaciones de distribución la que condicione el emplazamiento, sin atender al valor o la idoneidad del suelo, y llama a apostar por plantas más pequeñas y cercanas a los puntos de consumo de la energía, favoreciendo comunidades locales y el autoconsumo.

Por otro lado, pide tener en cuenta a la hora de hacer evaluaciones los efectos acumulativos de instalaciones ya existentes en el territorio, elaborar un estudio y realizar un seguimiento para impedir que las autorizaciones no superas las necesidades máximas del PNIEC, desarrollar ayudas para la repotenciación de plantas antiguas cuya tecnología haya quedado obsoleta y ampliar los estudios, política y recursos dirigidos a la eficiencia energética y la reducción de los consumos.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.