Popeyes invierte 1,5 millones de euros en Granada e inaugura dos restaurantes en 15 días

GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)

La cadena de restauración Popeyes, propiedad de Restaurant Brands Iberia, ha invertido un total de 1,5 millones de euros en la provincia de Granada, donde ha inaugurado dos restaurantes en 15 días, en el marco de su apuesta por la comunidad autónoma andaluza.

Este pasado jueves, Popeyes ha inaugurado un nuevo restaurante en el centro comercial Nevada Shopping, en Armilla, en el área metropolitana de Granada. Con esta nueva oferta basada en el formato ‘open kitchen’, que elimina las barreras entre la cocina del restaurante y el cliente, genera cerca de 30 nuevos puestos de trabajo, que se suman a los ya creados anteriormente.

Tras el éxito de la primera inauguración el pasado 14 de octubre, Popeyes continúa con un ambicioso plan de expansión en la comunidad andaluza y refuerza su apuesta por la provincia de Granada con esta segunda apertura tras la realizada en la capital. A ellas prevé sumar una tercera el próximo año, tras la reciente firma de un nuevo establecimiento.

La provincia andaluza se ha convertido, junto con Madrid, Murcia y Valencia, en una de las grandes apuestas de Popeyes con mayor número de restaurantes.

“Esta segunda apertura en Granada es una muestra clara de nuestro firme compromiso con la provincia de Granada y con Andalucía en general, un área clave en nuestro plan de crecimiento. Queremos seguir invirtiendo y creando puestos de trabajo en este territorio y así está contemplado en nuestro plan de expansión. Popeyes llega a Granada para completar la atractiva oferta gastronómica de la ciudad, acercando el pollo con sabor a Louisiana a todos los granadinos”, ha explicado el General Manager de Popeyes en España, Ignacio Sedano.

El plan de expansión de la compañía contempla alcanzar los 40 establecimientos en todo el país este mismo año, con el objetivo de convertirse, en los próximos dos años, en “la primera opción de restauración a la hora de consumir pollo en España”, según ha informado la propia empresa.

En total, Restaurant Brands Iberia, grupo que gestiona las marcas, Burger King, Popeyes y Tim Hortons, suma una inversión de alrededor de 150 millones de euros en toda la comunidad andaluza y emplea a 5.400 trabajadores en sus más de 181 establecimientos de sus marcas.

El nuevo establecimiento en el Nevada cuenta con alrededor de 200 metros cuadrados, y una amplia terraza exterior de 90. Ofrece también servicio ‘take away’, en consonancia con los nuevos hábitos de consumo, tanto en mostrador como en coche, así como kioscos con sistema de autopedido. Contará con envío a domicilio a través de su plataforma de reparto propia.

De este modo, Popeyes será el encargado de entregar todos los pedidos realizados a través de su app y de los distintos agregadores manteniendo el control de todo el proceso desde la elaboración hasta la entrega del producto.

El horario habitual de apertura del restaurante es de 12,00 a 00,00 horas todos los días de la semana, aunque se irá adaptando siempre a las modificaciones y restricciones horarias marcadas en cada momento por las autoridades según la evolución de la pandemia.

La cadena especializada en pollo, fundada en Nueva Orleans en 1972, cuenta con más de 45 años de experiencia en el sector y más de 3.300 restaurantes en 25 países. Popeyes es una de las compañías del sector QSR mejor valoradas a nivel mundial y la marca especializada en pollo número uno en Estados Unidos.

La comida de Popeyes se inspira en sus raíces, con sabores típicos de Louisiana, donde se cocina respetando la riqueza y mezcla de sabores herencia de su historia multicultural.

Su oferta de productos está basada en su receta secreta de distintas especias que le confiere el sabor diferencial al pollo, que posteriormente se marina durante doce horas y se prepara y reboza a mano. Este proceso permite asegurar que el producto esté siempre crujiente por fuera y mantenga la jugosidad en su interior.

Desde su llegada a España, la compañía ha adaptado su oferta a los gustos de nuestro país. Así, entre sus productos destaca su icónico pollo crujiente (en piezas o tiras crujientes de solomillo de pollo) y sus diversas opciones de hamburguesas con su famoso pollo rebozado (Original Crunchy Chicken Sandwich) y con pollo a la parrilla (The Grilled NOLA), además de sus sabrosos Nuggets de pechuga de pollo, crujientes o grilled que responden a las demandas de los consumidores españoles.

Bajo el lema Love This Planet, la compañía engloba sus compromisos en materia de sostenibilidad. Con el objetivo de reducir cada vez más su huella medioambiental, la marca trabaja en tres áreas de actuación: la sostenibilidad de sus edificios, los envases y el reciclaje y el abastecimiento responsable.

En este sentido, Popeyes implantará paneles fotovoltaicos para autoconsumo solar en el 90 por ciento de sus nuevos restaurantes en España de la mano de EDP. Este plan de autoconsumo energético se implementará en todas las aperturas de restaurantes modelo free standing de la cadena, que además poseen elementos adicionales para favorecer la eficiencia energética.

A esto hay que añadir un sistema de aerotermia para reutilizar y recuperar el calor a través del aire. En esta misma línea, y para fomentar el uso de energías renovables, la compañía trabaja, junto con Iberdrola, en la instalación de cargadores para coches eléctricos en los parkings de sus restaurantes.

Asimismo, los locales cuentan también con sistema de refrigeración por dióxido de carbono e iluminación LED en el interior y fotocélulas en el exterior.

La construcción de los locales se ha realizado fomentando el uso de material reciclado y el reciclaje de aceite para la producción de biodiesel. Además, se ha eliminado de la cadena de producción los plásticos de un solo uso y cada restaurante tiene estaciones de reciclaje.

A todo ello hay que sumar que el pollo de Popeyes es totalmente español y proviene de granjas con certificado Welfare Quality, así como el resto de ingredientes, que proceden de huertos locales, incluidos el pan y el aceite.

Además, la marca de restauración tiene como objetivo ser la primera gran cadena QSR con todo su packaging sostenible.

Tras un proceso arduo de colaboración y con el objetivo de hacer realidad este compromiso, actualmente, el 98 por ciento del packaging de Popeyes ya es sostenible y cuenta con el certificado PEFC.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.