Raquel Sánchez plantea una solución provisional para la llegada de la Alta Velocidad al País Vasco

La ministra subraya que esta alternativa “en ningún caso” cuestiona la integración soterrada como “solución definitiva”

VITORIA, 4 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Transportes plantea la construcción de un apeadero provisional en Basauri, con un transbordo en tren de cercanías hasta Bilbao, como “solución provisional” para la llegada de la Alta Velocidad a Vizcaya hasta que hayan concluido las obras para el acceso definitivo y por vía soterrada a Bilbao, según ha confirmado la ministra, Raquel Sánchez, que ha precisado que esta alternativa “en ningún caso” cuestiona la integración soterrada como “solución definitiva”.

La responsable del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha realizado este anuncio tras reunirse en Vitoria-Gasteiz con el consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola.

Sánchez ha confirmado que la “solución provisional” que se encuentra en estudio para la llegada de la Alta Velocidad a Bizkaia sin necesidad de esperar a que concluyan los trabajos de la integración soterrada en Bilbao pasa por la construcción de un apeadero en Basauri.

TRANSBORDO EN CERCANÍAS

Este apeadero del Tren de Alta Velocidad (TAV) se conectaría, a su vez, con Bilbao a través de un transbordo hacia el ferrocarril de cercanías, en el que se transportaría hasta la capital vizcaína a los viajeros que llegaran a Basauri en el Tren de Alta Velocidad.

En el caso de Vitoria, también se contempla una “solución provisional” hasta que termine la integración soterrada del TAV en la capital alavesa. Esta alternativa consistiría en la llegada del TAV a la actual estación de tren en superficie.

La ministra ha precisado, en todo caso, que estas opciones “en ningún caso se han de interpretar como un cuestionamiento” de la solución definitiva para la entrada del TAV en Bilbao y Vitoria, sobre la que ha subrayado que se realizará a través de una “integración” soterrada.

“NO SERÍA DESEABLE ESPERAR”

Además, ha afirmado que estas fórmulas provisionales son, al menos en este momento, una “posibilidad” que se está “estudiando”. En todo caso, ha defendido estas opciones porque “no sería deseable” tener que esperar a la puesta en servicio de la infraestructura de integración soterrada del TAV en las capitales vizcaína y alavesa.

Sánchez, que ha subrayado que la ‘Y’ ferroviaria vasca es una “pieza clave” para la entrada en España del corredor atlántico, ha destacado que los sucesivos gobiernos de España llevan invertidos más de 3.800 millones de euros en esta infraestructura.

EXPECTATIVAS “FRUSTRADAS”

Además, tras explicar que la previsión es que la plataforma y la superestructura del TAV puedan estar terminadas en un plazo aproximado de cinco años, ha reconocido que desde el inicio de las obras se han producido “vicisitudes” y problemas, incluida la amenaza de ETA contra las empresas que trabajaban en el TAV, que han “frustrado las expectativas” de ver finalizadas las obras en un plazo más breve.

En el caso del Gobierno actual, ha destacado que en los tres últimos años ha destinado 510 millones de euros a las obras del TAV en Euskadi. Sánchez, que ha reafirmado el “compromiso” del Ejecutivo central con este proyecto, se ha referido también a las encomiendas de gestión a través de las que el Gobierno central habilitará al vasco para que se encargue de la ejecución de ciertos tramos del TAV entre Vitoria y Bilbao.

Al igual que ocurre en el ramal guipuzcoano, donde el Ejecutivo vasco se encarga desde un principio de la ejecución de los trabajos, la financiación del proyecto seguiría corriendo a cargo de la Administración estatal.

ENCOMIENDAS DE GESTIÓN

La ministra ha explicado que la encomienda de gestión referida al acceso a Bilbao –que se centraría en el tramo Zarátamo-Cantalojas– ya está “definiéndose”, mientras que, en el caso de Vitoria, la encomienda de gestión se referirá a una parte del nudo de Arkaute aún pendiente de concretar.

Sánchez ha afirmado que en el encuentro de este jueves también se han abordado otras cuestiones, como las partidas recogidas en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022. La ministra ha recordado que en este proyecto se contemplan 414 millones de euros destinados a actuaciones en la red ferroviaria de cercanías, accesos a puertos y a la red del TAV.

APOYO A LOS PGE

A esta suma, según ha indicado, se le añaden cerca de 78 millones de euros más que se transferirán para las obras del ramal guipuzcoano del TAV que ejecuta el Gobierno Vasco.

La ministra ha destacado que entre su ministerio y el Departamento de Transportes del Gobierno Vasco existe una “colaboración máxima”. Además, ha recordado que los PGE en los que se recogen todas estas partidas están actualmente en fase de tramitación en el Congreso de los Diputados, por lo que ha destacado que es necesario que las cuentas tengan el apoyo de otros partidos para que se puedan “hacer realidad” los proyectos en ellas recogidos. “El compromiso con Euskadi es absoluto; y es necesario que todos trabajemos en la misma dirección”, ha manifestado.

Por su parte, Arriola ha subrayado el “compromiso político” asumido por ambas partes para concretar las encomiendas de gestión para la ejecución de los citados tramos del TAV en Bizkaia y Álava.

OBRAS FINALIZADAS EN 2026 O 2027

Además, en una línea similar a la ministra, ha indicado que las previsiones actuales apuntan a que la infraestructura y red troncal del TAV estará terminada para finales de 2026 o principios de 2027.

Respecto a las soluciones provisionales para la llegada de la Alta Velocidad a Bizkaia y a Álava, ha afirmado que esta alternativa “tiene todo el sentido del mundo”, y que “no es incompatible, sino complementaria”, de la llegada soterrada a Bilbao y Vitoria.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.