Reino Unido pondrá en circulación los nuevos billetes con la imagen de Alan Turing el próximo 23 de junio

Coincidiendo con el cumpleaños del matemático británico

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El Banco de Inglaterra (BoE) pondrá en circulación el próximo 23 de junio los nuevos billetes de 50 libras, la denominación más alta, con la imagen de Alan Turing, coincidiendo así con el aniversario del nacimiento del matemático británico, considerado uno de los padres de la informática moderna y de la Inteligencia Artificial, y que durante la Segunda Guerra Mundial contribuyó a descifrar los códigos nazis de la máquina Enigma.

De este modo, se completará la puesta en circulación de la nueva serie de billetes en polímero, después de la introducción de los billetes de 5 libras con la efigie del político Winston Churchill, los de 10 libras con la de la escritora Jane Austen y los de 20 libras con el rostro del pintor J.M.W. Turner.

La puesta en circulación de los nuevos billetes de 50 libras con la imagen del matemático coincide también con un momento de creciente interés por las criptomonedas y en el que los bancos centrales exploran la emisión de dinero digital, con una cada vez mayor importancia de la seguridad en las transacciones digitales.

El público podrá seguir utilizando billetes antiguos de 50 libras esterlinas como de costumbre, precisó la institución, señalando que se notificará al menos con una antelación de seis meses la fecha en que se retirarán de circulación.

«Estoy encantado de que nuestro nuevo billete de 50 libras presente a uno de los científicos más importantes de Gran Bretaña, Alan Turing, quien es mejor conocido por su trabajo descifrando los códigos que ayudaron a poner fin a la Segunda Guerra Mundial, pero que además, fue un destacado matemático, biólogo del desarrollo y pionero en el campo de la informática. También era gay y, como resultado, fue tratado de manera espantosa. Al colocarlo en nuestro nuevo billete de 50 libras esterlinas, celebramos sus logros y los valores que simboliza», declaró el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey.

La elección de Alan Turing fue llevada a cabo después de que el Comité Asesor de Personajes decidiera en 2018 dedicar el nuevo billete de 2018 a celebrar la ciencia, tras lo que abrió un periodo de nominación pública de seis semanas en el que la entidad recibió un total de 227.299 propuestas, con 989 personajes elegibles.

De esta lista inicial, el Comité realizó una selección final de doce personajes o parejas de personajes que incluía a Mary Anning, Paul Dirac, Rosalind Franklin, William Herschel y Caroline Herschel, Dorothy Hodgkin, Ada Lovelace y Charles Babbage, Stephen Hawking, James Clerk Maxwell, Srinivasa Ramanujan, Ernest Rutherford, Frederick Sanger y Alan Turing, que fue presentada al gobernador del Banco de Inglaterra, encargado de tomar la decisión final.

El nuevo billete de 50 libras, fabricado en polímero por CCL Secure y De La Rue, mostrará en el reverso una fotografía de Alan Turing, tomada en 1951 por Elliott & Fry y que forma parte de la Colección de Fotografías de la Galería Nacional de Retratos, además de incluir una fórmula del matemático y la afirmación realizada por Turing en una entrevista con ‘The Times’ en 1949: «Esto es solo un anticipo de lo que está por venir, y solo la sombra de lo que va a ser».

Alan Turing está considerado uno de los padres de la ciencia de la computación, siendo el precursor de la informática moderna al proporcionar una influyente formalización de los conceptos de algoritmo y computación a través de la conocida como ‘máquina de Turing’.

Durante su carrera formuló su propia versión de la hoy conocida como Tesis de Church-Turing, la cual postula que cualquier modelo computacional existente tiene las mismas capacidades algorítmicas, o un subconjunto, de las que tiene una máquina de Turing.

Además, durante la Segunda Guerra Mundial, trabajó en descifrar los códigos nazis, particularmente los de la máquina Enigma, a través de observaciones matemáticas y también contribuyó al enigma de la Inteligencia Artificial.

A pesar de su valioso trabajo en favor de los Aliados, Turing fue juzgado por homosexual y condenado a la castración química. En 1954, moriría tras ingerir una manzana con cianuro en lo que entonces pareció un claro caso de suicidio.

La vida del científico fue llevada a la gran pantalla en 2014 en la película ‘The Imitation Game’, protagonizada por Keira Knightley y Benedict Cumberbatch.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.